Futbolperuano.com Lima Martes, 03 / Jul / 2018

James Rodríguez no pudo contener las lágrimas tras la eliminación de Colombia del Mundial

El volante colombiano James Rodríguez no pudo estar en el campo de juego ayudando a sus compañeros; por eso, tras la eliminación de Colombia se fue al banquillo a llorar.

James Rodríguez no pudo contener las lágrimas tras la eliminación de Colombia del Mundial
James Rodríguez no fue parte del Colombia vs Inglaterra (Foto: @jamesdrodriguez)

Seguro ese gol al minuto 93 de Yerry Mina hizo ilusionar a toda Colombia y cualquier hincha del fútbol pensó, por algún momento, en la épica remontada. Sin embargo, el empate en todos los minutos jugados le dio el pase a los tan angustiantes penales en el que finalmente la escuadra cafetera se despidió del Mundial Rusia 2018. Esto fue un duro golpe para todos los que estuvieron en cancha y tal vez más para aquel que no pudo llegar: James Rodríguez.

El jugador de Bayern Múnich no pudo estar en este encuentro por una lesión que sufrió ante Senegal en la última fecha de la fase de grupos. Y aunque lo esperaron hasta el último momento, lamentablemente para los intereses colombianos no pudo ni siquiera ser parte de la lista de convocados. Así que James no tuvo más remedio que vivir el partido desde la tribuna como un hincha más.

Inglaterra lo ganaba 1-0 y parecía que definía la llave en el tiempo reglamentario; sin embargo, un centro sería bien aprovechado por el defensa goleador del mundial -Yerry Mina- quien pondría el 1-1 a los 93 minutos desatando la locura en el Spartak de Moscú. Todos, incluido James, desde la tribuna soñaron con una remontada gloriosa que les dé el paso cuartos de final. 

Sin embargo, la tanda de penales tan incierta como siempre no aseguraba el paso de ninguno de los dos equipos. Cada caminata hacia el área era un ritual distinto y por un corto momento el duelo se teñía con los colores colombianos. Pero, como nada en el fútbol está escrito, Inglaterra y su jerarquía terminaron por sellar su avance a la siguiente etapa y despedir al conjunto sudamericano. 

La tristeza era evidente, el sueño se terminaba. Y James Rodríguez, que ingresó al campo al finalizar el partido, se sentó en el banquillo para llorar la amarga derrota de todo un país que veía como se le fue de las manos un triunfo que parecía más accesible que en otras ocasiones.

Y más allá de la eliminación, lo del ‘10’ colombiano tiene que ver también con frustración e impotencia por no haber podido ayudar a su selección en este crucial partido en el que buscaban hacer historia. 

 

Fútbolperuano en redes!