Actualización: Jue, 17 / Ene / 2019 1:34 pm
Futbolperuano.com Lima Jue, 17 / Ene / 2019 11:44 am

Christian Cueva, cerca de llegar al Gremio de Porto Alegre

Tras la caída de las negociaciones con Independiente, sería finalmente el Gremio de Brasil quien se haga con los servicios del peruano Christian Cueva.

Christian Cueva (Foto: Facebook Oficial de Christian Cueva)
Christian Cueva (Foto: Facebook Oficial de Christian Cueva)

El futuro de Christian Cueva en el Krasnodar ruso sigue siendo incierto. Si bien el volante peruano sigue haciendo trabajos de pretemporada con su actual club en España (incluso participó del amistoso ante la Su 25 de China), su camino parece no dar en otra dirección que no sea Sudamérica. Y aunque las negociaciones con Independiente de Avellaneda no han podido prosperar como se esperaba, otro campeón de América estaría tras sus pasos, y ese no sería otro que el Gremio de Brasil.

Según informaciones del portal ‘Globoesporte’, el cuadro brasileño viene siguiendo de cerca al mundialista con la Selección Peruana en Rusia 2018. Como también venía monitoreando la situación que lo unía a Independiente, y al no concretarse la operación con el ‘Rojo’, el elenco de Porto Alegre se metería en la puja por hacerse con los servicios de ‘Aladino’.

Eso sí, trascendió que lo que busca el Gremio con Christian Cueva no es comprarlo, como sí lo deseaba el conjunto argentino, sino tratar de que el jugador llegue en calidad de préstamo.

El medio brasileño, además, aseguró que la dirigencia del campeón de la Copa Libertadores del 2017 ya se contactó con el agente del peruano, Fernando Radaelli. El mismo se habría comprometido a dar una pronta respuesta, y no sería descabellado, según afirma el portal, que Cueva vea con buenos ojos la oferta, dado que ya conoce el ritmo de la liga ‘carioca’. 

Christian Cueva, como se sabe, estuvo en el fútbol brasileño a lo largo de tres años, vistiendo la camiseta del Sao Paulo, en donde jugó 81 partidos, marcando 20 goles, la mayoría de ellos desde el punto de penal, pero también contribuyendo con la elaboración y fluidez de juego, tanto así que el dorsal que usó en aquella etapa fue la mítica y respetada número ‘10’. Sin embargo, un bajón en su rendimiento e inasistencias a sus entrenamientos, terminaron por desgastar la relación con el club.