Futbolperuano.com Lima Jueves, 12 / Jul / 2018

Paolo Guerrero denunció al Swissotel por caso de dopaje

El atacante de la Selección Peruana, Paolo Guerrero, presentó una denuncia penal en contra del Swissotel por el cargo de violación del secreto profesional.

Paolo Guerrero denunció al Swissotel por caso de dopaje
Paolo Guerrero denunció penalmente al Swissotel (Foto: Internet)

Contra todos. El delantero nacional Paolo Guerrero presentó una nueva denuncia penal, esta vez, hacia el Ministerio Público indicando delitos de violación del secreto profesional y falsedad genérica, tras su conocido caso de suspensión por el supuesto doping positivo arrojado en las Eliminatorias para el Mundial Rusia 2018, frente a Argentina.

En dicho documento que consta de 132 páginas y que fue presentado a la 28° Fiscalía Provincial Penal Lima el pasado 10 de julio, el atacante de la Selección Peruana impone la denuncia penal por los delitos de violación de privacidad al secreto profesional y falsedad genérica “contra los que resulten responsables” en lo que fue el proceso de investigación.

Por otro lado, Guerrero explica dentro de sus argumentos expuestos ante la fiscalía, que fue el reconocido Swissotel Lima quien reveló dicha información confidencial a la Agencia Mundial de Antidopaje (WADA) mediante correos electrónicos enviados con fechas del 7 y 15 de febrero del 2018.

Mucho más detallado, el ‘Depredador’ explica que el hotel reveló información acerca de las infusiones que se brinda en el servicio al cliente, como también el acceso a los salones reservados por la misma Federación Peruana de Fútbol (FPF).

Asimismo, los sustentos que afirma Guerrero son que el hotel cita en los mencionados correos electrónicos información totalmente falsa y sin corroboración alguna. Para ser más exactos a lo que dijo el atacante peruano, se menciona: que el té consumido el pasado 3 de octubre del 2017 lo hizo fuera de las áreas de usos exclusivos y permitidos para la FPF, que todo invitado podía ingresar con alimentos y bebidas que propias, y por último que hasta estaba permitido solicitar algún tipo de bebida alcohólica.

"Mi información íntima y la de la FPF -en calidad de consumidores- fue divulgada; como, por ejemplo: ¿qué consumo en las instalaciones?, ¿con quién los consumo?, ¿dónde lo consumo?, ¿de qué manera lo consumo?, etc.; sin mediar autorización alguna. Por ende, se ha vulnerado este deber [secreto profesional] al revelarse los aspectos de una relación contractual, atentando así contra mi intimidad, seguridad, moral, honor y buena reputación", se puede leer en la denuncia dada por Paolo Guerrero.

De otra forma, el delantero indicó que en la información remitida a la WADA por parte del Swissotel fue utilizada como una prueba para la apelación hecha por dicha entidad privada en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que decidió finalmente extenderle su castigo de 6 a 14 meses, quitándole la posibilidad de jugar el Mundial.

Tras eso, el documento presentado explica que esos fueron los hechos que causaron diversos cuestionamientos hacia el profesionalismo de Guerrero.

"Un grave daño material, pues como consecuencia de ver limitada mi defensa tuve que realizar una exhaustiva investigación personal de los hechos acaecidos; pérdidas considerables al no poder trabajar como futbolista profesional [...]; daños psicológicos irreparables pues por mucho tiempo permanecí en estado de incertidumbre [...]; y un daño reputacional considerable, estando expuesto a cuestionamientos e incluso insultos por parte de la opinión pública", se puede leer.

En cuentas resumidas, Paolo Guerrero solicita al Ministerio Público iniciar con una investigación con el fin de aclarar y formalizar la denuncia penal ante el Poder Judicial, haciendo que los responsables –Swissotel- enfrenten lo cometido.