Actualización: Lun, 04 / Jun / 2018 9:53 am
Futbolperuano.com Lima Mié, 17 / Ene / 2018 9:19 pm

Paolo Guerrero: un chorrillano que luchó para llegar a una Copa del Mundo

Paolo Guerrero, capitán de la Selección Peruana, ha tenido una larga trayectoria para poder cumplir sus sueños desde muy pequeño.

Paolo Guerrero (Foto: Internet)
Paolo Guerrero (Foto: Internet)

Paolo Guerrero se ha convertido en uno de los máximos referentes de la Selección Peruana. Su compromiso y entrega con la camiseta 'bicolor' ha logrado que varios niños y jóvenes tomen de ejemplo al capitán nacional por la actitud mostrada en cada partido.

El 'Depredador' logró lo que siempre anheló desde niño: ser mundialista. Pero, no fue nada fácil. A pocos días de que Perú juega el repechaje ante Nueva Zelanda se lo suspendió por el resultado analítico adverso hallado en el partido frente a Argentina en Buenos Aires. Desde ese momento, toda una via crucis vivió nuestro compatriota para poder lograr el sueño tan esperado por muchos.

Su familia indica que Paolo no tuvo infancia, porque solo vivía del fútbol. En los barrios de Chorrillos, Guerrero jugaba al lado de sus amigos y con personas mayores ya que le gustaba mucho la competencia en este deporte. Sin lugar a duda, los vecinos salían a verlo porque gozaban del buen dominio de balón que mostraba en cada partido.

Así mismo, su madre es consciente de que el peruano tenía un gran talento en el fútbol que en los estudios. Pero, siempre con responsabilidad. Es más, detalla que cuando llegaba de trabajar en la noche como a las 21:00 horas, encontraba a Paolo durmiendo con la cena terminada en casa. La razón que le daba su hijo a Doña Peta era de que tenía que jugar un partido al día siguiente, por lo que necesitaba descansar lo mejor que pueda para estar lleno de energía en el juego.

Desde muy joven viajó a Alemania para sumarse a las reservas del Bayern Múnich. Sin embargo, Paolo Guerrero estuvo dos años antes en el país europeo para pasar algunas pruebas en el club. Dentro de los torneos juveniles que disputaba Paolo, unos alemanes observaron al jugador y hablaron con Doña Peta para que viaje a Europa para pasar las pruebas del equipo. Terminado ello, le prometieron a Guerrero que regresaría en un año para unirse al Bayern Múnich. Y así fue. Paolo pasó las pruebas y llegó así al gran club alemán.

Quien dirigió a Guerrero fue ni más ni menos que Gerd Müller. Y siempre le cayó en gracia al peruano por su gran talento en el fútbol. Una anécdota muy graciosa es que el exgoleador alemán le prometía a Guerrero que por cada gol que marcaba, le regalaría un chocolate. Doña Peta manifiesta que siempre le debían chocolates a su hijo.

Desde sus inicios Paolo ha mostrado pasión por el fútbol, y esto se refleja en cada partido que disputa, ya que muestra hambre de gol en cada compromiso. Todo lo que se ha propuesto lo consiguió. Quiso ser campeón del mundo y optó por jugar con Corinthians para alzarse con el título del Mundial de Clubes, siendo Paolo quien marque el gol del triunfo ante el Chelsea.

Desde muy pequeño quiso el Mundial y ahora estará presente. La pesadilla terminó y ahora el 'Depredador' dará lo mejor de sí como en cada partido que tuvo por delante con la Selección Peruana. Rusia 2018 espera a Paolo Guerrero y los más de 30 millones de peruanos guardan garganta para los goles de Paolo Guerrero en la Copa del Mundo.

Relacionados