Actualización: Mié, 01 / Nov / 2017 9:13 pm
Futbolperuano.com Lima Mar, 31 / Oct / 2017 8:44 pm

Gremio sacó boleto para enfrentar a Lanús en la final de Copa Libertadores

Gremio sacó réditos de su holgado triunfo de 3 a 0 en Guayaquil, ya que en Porto Alegre con una derrota le alcanzó para meterse a la final de la Copa Libertadores.

Gremio de Porto Alegre (Foto: AFP)
Gremio de Porto Alegre (Foto: AFP)

Pese a perder como local 1 a 0 ante Barcelona de Ecuador, Gremio logró meterse en la gran final de la Copa Libertadores, esto gracias al 3 a 0 que consiguió en el partido de ida disputado en la ciudad de Guayaquil.

En un partido sin ritmo, los locales tuvieron problemas para mantener la tensión ante un Barcelona que siempre tuvo muy lejos la remontada. Pese a todo, el equipo 'torero' se adelantó en el minuto 32 gracias a un tanto de su goleador uruguayo Jonatan Álvez.

No llegó, sin embargo, a sufrir el Gremio, con la cabeza ya puesta en la que será su primera final de Libertadores desde la que perdió en 2007 ante Boca Juniors.

En la lucha por levantar su tercera Copa (ya fue campeón en 1983 y 1995), el tradicional equipo del sur de Brasil se medirá ahora en la decisión con el Lanús argentino, protagonista la víspera de una épica remontada ante River Plate. 

Revisa AQUÍ las estadísticas del partido

Aunque no será fácil para los 'toreros' derribar el fuerte que el tricolor gaúcho ha construido en Porto Alegre. Diez años después de haber perdido su última final, los brasileños solo sueñan con levantar la tercera Libertadores de su historia (tras las de 1983 y 1995), y se han conjurado contra las sorpresas.

Con los descalabros de Palmeiras y Santos muy presentes -ambos eliminados en la vuelta, y en casa, por el Barcelona, en octavos y cuartos-, el carismático técnico Renato Gaúcho se ha centrado en preservar la concentración de sus jugadores.

Para ello, la mayoría de titulares no viajaron al partido del domingo, que acabó en empate ante el modesto Avaí (2-2). Obsesionado con la Copa, el tricolor ha dejado escapar la liga justo cuando el líder Corinthians comenzaba a dar muestras de debilidad. 

La apuesta, sin embargo, parece haberle salido bien al Gremio, que en tan solo 20 minutos ya había cortado la respiración del Monumental en la ida, con el 2-0 en el marcador y un pie en la final. 

Luego vendría el 3-0 de Luan, y la euforia se instalaría en Porto Alegre, la tranquila ciudad del sur de Brasil a la que el fútbol agita las pasiones desde hace más de un siglo.

Tanto que el propio club ha pedido a los hinchas que no abarroten la entrada al estadio como ocurrió en la final de la Copa de Brasil del año pasado, donde el autobús de los jugadores llegó a quedar bloqueado.

Toda precaución es poca para recibir al imprevisible Barcelona. 

"Creo que su contraataque es fortísimo. Es un equipo de mucha velocidad, tenemos que tratar de neutralizarles en la Arena. Un equipo que juega mejor fuera que en casa, no podemos cederles el juego", afirmó el lateral Edílson. 

Para dar el penúltimo paso hacia la primera Libertadores del Gremio en 22 años, Renato Gaúcho contará con su fuerza máxima, encabezada por el joven Luan, que con 7 tantos pelea por la artillería de la Libertadores, además del arquero Marcelo Grohe, brillante en la ida.   

- Contratiempo -

Todas las malas noticias parecen haberse acumulado en el campo de los 'toreros', a quienes un problema en la documentación dejó varados dos noches en Bolivia, retrasando su llegada a Porto Alegre a la víspera del partido.

El equipo canario tenía previsto aterrizar el domingo por la noche en Brasil, pero lo que iba a ser una escala de 45 minutos en Santa Cruz acabó alargándose hasta la tarde del martes -cuando se espera que finalmente embarquen tras varios retrasos-, estropeando la preparación del técnico Guillermo Almada. 

"Esto no estaba en nuestros planes, deseamos llegar a Brasil y entrenar, hacer las cosas que debemos por un partido de esta magnitud", lamentó el preparador físico Rubens Valenzuela al diario ecuatoriano Expreso. 

El imprevisto afectó, además, la recuperación del defensa Darío Aimar, quien debe quedar fuera por lesión, así como el sancionado Gabriel Marques. 

Pese a todo, nadie en el Barcelona baja los brazos y aún menos después de la importante victoria del sábado ante el Liga de Quito (2-0) en el torneo ecuatoriano, que reforzó el sentimiento de que una remontada es posible.

"Vamos a clasificar, estoy seguro de que vamos a hacer todo lo posible, va a ser otro partido", aseguró el lateral Mairio Pineida, que no estuvo en la ida, en declaraciones al mismo diario.

La mejor noticia para los canarios es sin duda el regreso de su artillero Jonathan Álvez, que se perdió el duelo de ida por sanción, y es una de las grandes esperanzas para que los 'toreros' consigan el milagro y vuelvan a una final de Libertadores, tras las perdidas en 1990 y 1998.

El partido comenzará a las 21H45 locales (23H45 GMT) en la Arena do Gremio y estará dirigido por el juez chileno Roberto Tobar, asistido por sus compatriotas Carlos Astroza y Christian Schiemann.

El vencedor se verá en la gran final con el ganador de la llave entre los argentinos River Plate y Lanús, que se decide este martes.

Alineaciones probables:

Gremio: Marcelo Grohe - Edílson, Geromel, Kannemann, Cortez - Jailson, Arthur, Ramiro, Luan, Fernandinho - Lucas Barrios. DT: Renato Gaúcho.

Barcelona: Máximo Banguera - Pedro Pablo Velasco, Luis Caicedo o Jefferson Mena, Xavier Arreaga, Beder Caicedo o Mario Pineida - Oswaldo Minda, Matías Oyola, José Ayoví, Marcos Caicedo - Damián Díaz y Jonathan Álvez. DT: Guillermo Almada.