Actualización: Mar, 19 / Feb / 2019 5:06 pm
Futbolperuano.com Lima Lun, 18 / Feb / 2019 4:38 pm

Liverpool y Bayern Múnich empataron por la Champions League

Liverpool y Bayern Múnich no se hicieron nada por los octavos de final de la Champions League en Anfield Roar

Liverpool vs Bayern Múnich (Foto: @LFC)
Liverpool vs Bayern Múnich (Foto: @LFC)

Érase una vez el cuento de dos equipos cuyo ser estaba concebido para marcar goles, preparados a atacar y con la portería como único objetivo, dos equipos llamados Liverpool y Bayern de Múnich, a los que un duelo en Europa los condenó a tener miedo a buscar el gol y encontrar una victoria que se perdió en las gradas de Anfield (0-0).

La condición de eliminatoria a ida y vuelta en estos octavos de final maniató a ingleses y alemanes y les ayudó, especialmente a los bávaros, a especular con un resultado que lo deja todo abierto para el duelo en Múnich. Jürgen Klopp se llevó la victoria particular de no encajar en casa y Niko Kovac la de que su rival no sacara ventaja de Anfield. Al final, todos, más o menos, contentos.

Cada uno llegó con sus propias dudas, los locales, escasos de centrales, con las bajas de Virgil Van Dijk por lesión y de Joe Gomez y Dejan Lovren, por lesión, y los visitantes por la hegemonía cedida en Alemania.

Kovac avisó en la entrevista previa al partido de que lo que más ansiaba era evitar un arrollamiento 'Red' en los primeros veinte minutos y su equipo respondió poniendo el ritmo del encuentro.

Los alemanes templaron la temperatura del encuentro y controlaron la salida de ambos conjuntos, llevando el encuentro a un terreno muy alejado de la locura que se vivió aquí en otras eliminatorias, con la retina aún puesta en aquel 3-0 que el Liverpool le endosó al Manchester City la temporada pasada.

Pero Anfield era una caldera a punto de explotar, un volcán al que cualquier movimiento, por pequeño que fuera, le iba a hacer erupcionar. Y ese aleteo de mariposa fue un pase en profundidad de Jordan Henderson para que Salah, en escorzo, probara los guantes de Neuer.

Respondieron los bávaros con una buena jugada de Gnabry por banda izquierda y un centro que Joel Matip casi metió en su portería si no fuera por un bien colocado Alisson.

Pese a que los problemas en la salida de balón escocían a ambos equipos, el Liverpool comenzó a aprovecharse de la inoperancia arriba de los muniqueses y pasada la media hora inclinó el campo a la meta de Neuer.

Llegó la más clara, en las botas de un Mané que se giró, completamente solo tras un rebote, dentro del área, a escasos metros de la portería. Le pegó desviada con el tobillo. Y al tremendo fallo le siguió un puñado de ocasiones, la mayoría de ellas, en un impreciso Mané.

No mejoraría el senegalés en la segunda parte y, aunque los ingleses sostuvieron más el balón, el miedo a ganar (y a perder) atenazó a ambos conjuntos. Ninguno decidía bien cuando llegaban a los últimos metros y Klopp, con la entrada de James Milner y Divock Origi dejó claro que el no recibir goles también valía.

En la vuelta, el próximo 13 de marzo, ya no podrá existir ese miedo a ganar. Ya no le quedará otra a Bayern y Liverpool, dos equipos condenados al gol y castigados con el 0-0.

- Ficha técnica:

0 - Liverpool: Alisson; Alexander-Arnold, Matip, Fabinho, Robertson; Wijnaldum, Henderson, Keita (Milner, m.76); Salah, Mané y Firmino (Origi, m.76).

0 - Bayern Múnich: Neuer; Kimmich, Süle, Hummels, Alaba; Thiago, Martínez, James (Sanches, m.88); Gnabry (Rafinha, m.91), Lewandowski y Coman (Ribery, m.81).

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA) amonestó a Henderson (m.55) por parte de los locales y a Kimmich (m.28) por parte de los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en Anfield (Liverpool). EFE

Previa:

Por los los octavos de final de la UEFA Champions League el Liverpool se enfrenta al Bayern Múnich, el cuadro de los 'Reds' tienen la obligación de ganar en casa, pero enfrente tiene a un rival bastante complicado como son los alemanes, por lo que seguramente será un emocionante encuentro de principio a fin. Este choque se disputará en el estadio Anfield Roar el próximo martes 19 de febrero desde las 15:00 horas de Perú (20:00 hora GMT).

Sigue el encuentro EN VIVO ONLINE AQUÍ

Alineaciones:

En la historia reciente del Bayern, Klopp estuvo en el banquillo rival en el momento de la más grande victoria de los bávaros -la final de la Liga de Campeones en 2013- y también en uno de los momentos de humillación más honda, el final de la Copa de Alemania de 2012.

En 2012 el Dortmund, con Klopp en el banquillo, vapuleó al Bayern con un 5-2 en el Estadio Olímpico de Berlín. Con esa victoria, el Dortmund de Klopp se llevó el doblete -la Bundesliga ya la había ganado- y dejó al Bayern sin títulos en esa temporada.

El presidente del Consejo Directivo del Bayern, Karlheinz Rummenigge, admitió tras ese partido que en Alemania había un equipo mejor que el Bayern lo que, dijo, había que "reconocer y corregir a la mejor brevedad posible".

En la temporada 2010/2011 el Dortmund ya le había arrebatado la Bundesliga al Bayern. En la final de la Liga de Campeones de 2013 vendría la revancha en Wembley con una victoria del Bayern por 2-1.

El mundo estaba otra vez en orden para los bávaros. "El Dortmund nos ha obligado a ser mejores", reconoció el delantero Thomas Müller después de aquella final. El Dortmund de Klopp, hubiera podido agregar pues había sido con la llegada de Klopp con la que había empezado el desafío desde el oeste del país.

Klopp había llegado al Dortmund procedente del Maguncia aunque antes había estado a punto de recalar en el Bayern.

Tras la última temporada de Ottmar Hiztzfeld en el Bayern, 2007/2008, Klopp recibió una llamada de Uli Hoeness.

Hoeness -los dos protagonistas han contado en varias ocasiones la conversación- le explicó que en la cúpula del club había dos candidatos para la sucesión de Hitzfeld y le preguntó si en caso necesario estaría dispuesto a aceptar una oferta.

Al final, aunque Klopp se había mostrado dispuesto a aceptar, el Bayern se decidió por el otro Jürgen, por Klinsmann, quien tuvo que marcharse antes de terminar la temporada.

Durante las dos temporadas en que el Dortmund dominó a su antojo la Bundesliga, los directivos del Bayern fueron interrogados en varias ocasiones acerca de si no se arrepentían de no haber fichado a Klopp.

Rummenigge explicaba que, aunque no se podían restarle méritos a Klopp, no era claro que en el Bayern él hubiera podido tener el tiempo y la tranquilidad para formar un equipo como el que armó en el Dortmund.

Klopp había llegado al Dortmund en 2008, después de que el Bayern lo descartase, que en ese momento era visto por muchos como un candidato al descenso.

En la primera temporada fue sexto, en la segunda quinto y después ganó dos Bundesligas en serie con un equipo hecho en buena parte a punta de fichajes de jugadores infravalorados y en parte recurriendo a la cantera.

Su primera víctima, en el banquillo del Bayern, fue Louis Van Gaal a quien la posesión de balón no le sirvió de nada ante el juego vertical del Dortmund. La segunda fue Jupp Heynckes quien, sin embargo, se desquitaría en 2013.

En todos caso, el Bayern perdió cinco partidos consecutivos ante el Dortmund de Klopp que llegó a convertirse en una pesadilla que se conjuró con el triple de 2013 con el que empezó una hegemonía sin precedentes del Bayern en la Bundeliga. Pese a la dominación de casi siempre, los bávaros nunca habían ganado seis consecutivas la Bundesliga.

Ahora Klopp se atraviesa otra vez en el camino del Bayern está vez en el escenario europeo y al mando del Liverpool. Además, parte como favorito en un buen momento de su equipo y en una temporada de altibajos del Bayern. Todo el marco insinúa un posible regreso de la pesadilla.EFE