Archivo Noticias de Liga de Campeones

Por: EFE • Futbolperuano.com

Atlético Madrid y Manchester United dejan abierta su llave en la Champions League

Atlético de Madrid y Manchester United empataron en el partido de ida por los octavos de final de la Champions League.

Actualización
Atletico de Madrid no pudo con el Manchester United. Foto: EFE
Atletico de Madrid no pudo con el Manchester United. Foto: EFE

Atlético de Madrid y Manchester United empataron en el partido de ida por los octavos de final de la Champions League.

EFE. En un suspiro, en la única ocasión del Manchester United, en su único tiro entre los tres palos, allá por el minuto 79, en un contragolpe incomprensible, el Atlético de Madrid tiró por la borda todo lo hecho durante el partido, por encima de su adversario de principio a fin, en ventaja desde casi el inicio, con el golazo con el que voló Joao Félix y resurgió el equipo rojiblanco para sentir que todo es posible, también en Old Trafford, donde llegará con un empate, pero con toda la convicción del mundo (1-1).

El gol de Elanga, defendido fatal por Reinildo Mandava en el pase definitivo que lo habilitó para el disparo cruzado con el que batió a Jan Oblak, rebajó su encuentro, en el que el grupo de Diego Simeone lo hizo todo para vencer, hasta defendió como en otros tiempos durante 79 minutos, hasta que concedió un contraataque; una opción a su adversario, que la aprovechó entre los gestos de incredulidad del equipo rojiblanco, frustrado con el empate.

En un repaso por los últimos partidos del Atlético de Madrid, no había ningún argumento tangible ni convincente para el optimismo. Todo -o casi todo- respondía a cuestiones emocionales. A suposiciones. A la presunción de la reacción del equipo. A una creencia en que todo es posible, sea cuál sea su momento y sea cuál sea el adversario. Eso también es obra de Simeone. Se lo ha ganado. Hay ejemplos innumerables en todo el recorrido de diez años hasta ahora, por mucho que ahora fuera el punto más bajo, que todo estuviera en discusión.

Porque la fe, la insistencia o la reinvención del actual bloque rojiblanco también componen la esencia de un equipo que se transformó a las órdenes del técnico argentino hace diez años. Un conjunto que, de repente, no se reconocía a sí mismo desde el pasado diciembre, que cayó a un precipicio del que regresó este miércoles, más allá del marcador, en el mejor escaparte, en la competición que más desvelos y anhelos le provoca, para gritar que aún está vivo. Que jamás se puede dar por perdido al Atlético y, ni mucho menos, si lo dirige Simeone.

Tampoco a Joao Félix, cuya rebeldía e inconformismo es ambición para el Atlético de Madrid. Ni a Lodi, renacido para el carril izquierdo por la baja por sanción de Yannick Carrasco. El brasileño recordó al que vino hace dos años y medio, extraviado hasta ahora en la irregularidad. Ni a Héctor Herrera, infrautilizado por Simeone, pero cuya jerarquía es indudable. El mexicano se reivindicó con un partido imponente en el medio. Casi en cada momento apareció en el sitio justo. Igual que Kondogbia, que derivó a Pogba a un callejón sin salida.

El plan de partido del Atlético de Simeone devoró al Manchester United una hora, desde que Joao Félix voló para cazar con un tremendo testarazo un centro de Lodi desde la izquierda, que en su comba se intuyó imposible. Nada lo es para Joao cuando se lo propone, que se estiró más de lo predecible para alcanzar el envío de una manera incontestable, marcar el 1-0 y poner en ebullición el partido, el marcador y la grada en sólo siete minutos.

A Joao Félix se le fichó para eso. Para ser determinante. Para decidir en cualquier momento de cualquier partido; en este caso uno de los grandes, uno de esos encuentros que no dejan indiferente a nadie, que proponen un desafío que no tiene ni términos medios ni matices ni mucho menos excusas. Tan definitorio. Dos años y medio después de su incorporación, aún aguardaba el Atlético, Simeone y la afición una actuación a la altura de su formidable fútbol.

Su remate pegó primero en el poste y luego entró en la portería. Ni a lo uno ni a lo otro acudió De Gea, sin margen para la reacción, inmóvil ante un remate fantástico que lanzó el encuentro por la ruta que se proponía el Atlético, armado en torno al gol, compacto en cada línea, ganador de cada rechace, dirigido y fortalecido en el medio por Héctor Herrera y Kondogbia, atentos a cada marca, cada cobertura, cada cruce, en cada sector, imponentes y superiores a sus pares. A Paul Pogba, a Fred, a Bruno Fernandes...

No había noticias ni de Cristiano ni de Rashford ni de Jadon Sancho. De ninguno de sus tres hombres más ofensivos. Amagó Bruno Fernandes con una aparición, un tiro que pareció más de lo fue para Oblak y se perdió fuera, mediado el primer tiempo; un despropósito del United, aunque buena parte de la responsabilidad fue del Atlético de Madrid, que, este miércoles sí, se pareció a sí mismo en muchos tramos, incluso en defensa, hasta que concedió la igualada.

No se fue al descanso con más botín, porque el larguero repelió la carambola que provocó Vrsaljko y remató Lindelof contra su propia portería al borde del intermedio. El centro fue de Lodi, cuyo partido estupendo lo frenó una lesión en el minuto 70, cuando ya el partido había virado hacia un panorama más incierto para el Atlético, porque ya no se sintió tan dueño del partido ni del medio campo, más exigido por la avanzadilla, metro a metro, del United, que, en cualquier caso, aún no había visto a Oblak. Ni lo vio en todo el encuentro.

Sorprendió entonces, a cuarto de hora del final, el cambio de Joao Félix, un jeroglífico para el Manchester United durante todo el encuentro, un recurso ilimitado para el Atlético, que no alcanzó para ganar el partido, porque apareció un contragolpe, porque Elanga marcó el 1-1 y porque el larguero se cruzó en el camino del triunfo del Atlético, en un remate de Griezmann, ya rumbo a Old Trafford, a jugarse una eliminatoria que hoy debería haber sido medio suya.

Ficha técnica:

Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko, Savic, Giménez, Reinildo, Lodi (Lemar, m. 74); Llorente, Herrera, Kondogbia; Correa, Joao Félix (Griezmann, m. 74).

Manchester United: De Gea; Lindelof (Wan-Bissaka, m. 65), Varane, Maguire, Shaw (Álex Telles, m. 65); Fred, Pogba (Matic, m. 65); Rashford (Elanga, m. 74), Bruno Fernandes, Sancho (Lingard, m. 80); Cristiano Ronaldo. 

PREVIA

EFE. Nadie ha marcado más goles al Atlético de Madrid de Diego Simeone que Cristiano Ronaldo, una pesadilla recurrente en la Champions League para el equipo rojiblanco y el entrenador, que inician este miércoles23 de febrero una prueba de fuego de consecuencias imprevisibles contra él y el Manchester United, con la presión que genera un curso al borde del fiasco, con el debate abierto en torno a la figura y el futuro del técnico más ganador de su historia y con unas dudas aún incesantes, como también le surgen a su adversario. Sigue la transmisión EN VIVO del partido.

Este duelo entre el 'colchonero' y los 'Diablos Rojos Rojos' se jugará desde las 15:00 horas de nuestro país (20:00 horas GMT) en el imponente estadio Wanda Metropolitano de la capital española.

Ni Lionel Messi (14 goles al conjunto del 'Cholo') ni Neymar (6) ni Luis Suárez (8), cuando jugaba en contra, ni Karin Bemzena (5) ni ninguno de los goleadores frente al Atlético a lo largo de toda esta década han sido tan dañinos como Cristiano Ronaldo, con 21 goles en sus enfrentamientos contra Simeone, entre el Real Madrid y la Juventus, y protagonista de sonoros batacazos del Atlético de Madrid, más aún en la Liga de Campeones.

La última vez que llegó a semifinales, hace un lustro, en 2016-17, la eliminación fue obra de Cristiano, con tres goles en el Santiago Bernabéu en el choque de ida. La final de un año antes, en 2015-16, la perdió con el penalti final marcado por el astro portugués. Y el adiós ruidoso del ejercicio 2018-19 en octavos frente al Juventus también llevó su firma en cada una de las tres dianas que desbordaron al Atlético en una competición que todavía es esquiva para el grupo de Simeone, tan cerca hace un lustro y tan lejos ahora de superar tal anhelo.

Es el torneo que más desvelos, pero también más ambición, provoca en el conjunto rojiblanco, que evidencia su peor momento de toda la década del técnico al frente del equipo, porque su defensa no se parece en nada a la que fue, porque su juego no trasmite más que inquietudes, porque se mueve en la indefinición sobre qué quiere y cómo se plantea lograrlo y porque casi nadie está a la altura de las expectativas del pasado verano.

Ni siquiera el Wanda Metropolitano es el fortín de antaño. Ni a nivel general, con el último ejemplo de la derrota contra el último de la Liga, el Levante, del pasado miércoles por 0-1, ni en la Champions League, en la que ha perdido sus dos últimos duelos como local: 2-3 contra el Liverpool, aunque quizá mereció más, y 0-1 con el Milan, cuando el bloque italiano lo redujo a la nada con una intensa presión en campo contrario que probablemente hará el Manchester United y que tantas dificultades genera en el Atlético, que se ve en un callejón sin salida ante tal agobio.

Nunca hubo un momento menos entusiasta para el Atlético para abordar una eliminatoria de la Liga de Campeones como ahora, con dos o más goles en contra en nueve de sus últimos 13 choques oficiales, cuando se aproxima el choque con Cristiano Ronaldo, pero tampoco una oportunidad tan visible y tan reconocible de rebelarse y reivindicarse como el partido de este miércoles. A nivel colectivo e individual: Joao Félix, Jan Oblak, Renan Lodi, Héctor Herrera, Marcos Llorente...

Mientras Simeone idea recuperar la estructura de cinco atrás desde el principio (volvió a utilizarla el pasado sábado ante el Osasuna en cuanto el partido avanzó unos minutos), sufre las bajas de Koke Resurrección, Matheus Cunha, Daniel Wass y Yannick Carrasco, recupera a Thomas Lemar, tiene la duda de Benjamin Lecomte (aislado en su domicilio por ser contacto estrecho de un positivo de Covid-19) y aguarda si José María Giménez está en condiciones para formar desde la alineación titular, surgen varias certezas en el once para el duelo de este miércoles.

Por ejemplo, la delantera, con la apuesta por Joao Félix y Ángel Correa para esa posición. Ni Luis Suárez ni Antoine Griezmann, en este último caso por una cuestión del reducido recorrido competitivo que ha atravesado desde el 12 de diciembre; apenas 34 minutos en los últimos doce choques entre una lesión muscular y la recaída posterior, de la que ya está recuperado, a disposición del técnico y preparado para rearmar a su conjunto.

En el medio, Simeone pierde a Koke, por una lesión muscular, pero recupera a Lemar. Entre él y Geoffrey Kondogbia se debate una de las plazas en el triángulo del medio campo, en el que previsiblemente se mantendrán tanto Héctor Herrera como Marcos Llorente, liberado para demostrar sus mejores cualidades de medio campo hacia adelante por la renovada elección en el lateral derecho por Sime Vrsaljko.

Así será también este miércoles, con Stefan Savic como central derecho, con José María Giménez o Felipe Monteiro en el medio, con Reinildo Mandava en el perfil izquierdo, donde parece haberle ganado el sitio a Mario Hermoso, y con Renan Lodi para todo el carril zurdo. Jan Oblak, reencontrado con sus paradas en los dos últimos encuentros, cubrirá la portería de la pesadilla más terrorífica de todas para el Atlético de Simeone: Cristiano Ronaldo.

Pero el Manchester United tampoco llega en su mejor momento de la temporada, aunque al menos los 'Diablos Rojos' han levantado algo el vuelo en sus dos últimos partidos. Las victorias ante el Brighton y el Leeds United han alegrado la situación del United en la tabla, aunque en ambos encuentros dejó dudas; sudando tinta china para cerrar un duelo con un jugador más ante el Brighton y con un Leeds que les igualó un 0-2 en apenas un minuto.

El equipo de Ralf Rangnick es un flan en defensa, con Harry Maguire siempre en las fotos y Raphael Varane que aún añora el nivel que le hizo levantar cuatro Copas de Europa cuando vestía de blanco. En el seno del vestuario de los de Old Trafford hay dudas sobre los métodos de Rangnick, que no ha supuesto el cambio de rumbo necesario tras la marcha de Ole Gunnar Solskjaer, pero la falta de consistencia puede no ser un problema en una competición en la que el United ha dejado noches memorables en los últimos años. La mejor de todas ellas, la eliminación del PSG en 2018.

A aquellos tiempos se agarra el Manchester United, además de un Cristiano que solo ha marcado un gol en este 2022, pero que se mantiene como el máximo artillero del equipo con 15 tantos. Sus registros contra el Atlético son, además, excepcionales. A los rojiblancos les ha marcado 25 goles, la segunda víctima favorita de su carrera, tan solo por detrás del Sevilla, al que hizo 27 goles en su etapa como madridista.

Para el duelo del miércoles, Rangnick cuenta con casi todos sus efectivos, a excepción de Mason Greenwood, apartado por supuestamente agredir a su pareja, y Edinson Cavani, que se ha perdido los últimos tres encuentros por una lesión en la ingle.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko, Savic, Giménez o Felipe, Reinildo, Lodi; Llorente, Herrera, Lemar o Kondogbia; Correa y Joao Félix.

Manchester United: De Gea; Shaw, Maguire, Varane, Dalot; Fred, McTominay, Pogba; Fernandes, Cristiano y Sancho.

Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía).

Estadio: Wanda Metropolitano.

Artículos Relacionados

+ Artículos