Eurocopa 2021 (Euro 2020)

Por: Agencia EFE • Futbolperuano.com

Dinamarca goleó 4-1 a Rusia y clasificó a los octavos de final de la Eurocopa 2021

Con goles de Damsgaard, Poulsen, Christensen y Maehle, Dinamarca consiguió su boleto a octavos de la Eurocopa 2021.

Actualización
Yussuf Poulsen marcó el 2-0 a favor de Dinamarca. Foto: EFE
Yussuf Poulsen marcó el 2-0 a favor de Dinamarca. Foto: EFE

Con goles de Damsgaard, Poulsen, Christensen y Maehle, Dinamarca consiguió su boleto a octavos de la Eurocopa 2021.

Dinamarca vivió una noche mágica en su estadio con una goleada frente a Rusia (4-1) que, unida al triunfo de Bélgica contra Finlandia, mete a los daneses en octavos de final de la Eurocopa 2021 como segundos de grupo.

Llegaba la "Dinamita roja" casi eliminada, golpeada por la tragedia de perder a su estrella, Christian Eriksen, en un dramático partido contra Finlandia; y por caer en el segundo contra Bélgica, otro encuentro que mereció ganar.

Pero después de dos noches aciagas, por fin hubo alegría en el Parken. Y Dinamarca, en una segunda parte de locura, se comió a Rusia, recibió una ayuda belga y sacó billete para octavos.

Dinamarca repitió el mismo once que hace cuatro días, manteniendo el 5-3-2. Pero nada que ver con el comienzo electrizante de entonces, cuando los daneses se comieron a los "Diablos rojos" en una primera parte sobresaliente.

Le costó mucho a Dinamarca elaborar el juego, enredada en la maraña tendida por Cherchésov, alternando presión alta con repliegue profundo, que obligaba a Schemeichel a abusar del balón largo.

El equipo que más había tirado a portería después de dos jornadas (45), hizo el primer disparo esta vez en el minuto 29. Un trallazo de Højbjerg que se fue cerca de un palo de Safónov.

Rusia se encontraba cómoda. Fueron creciendo Miranchuk y Golovín, que metió el susto en el cuerpo al público del Parken con una conducción en contraataque que salvó con los pies Schmeichel.

No pintaba bien el partido para Dinamarca, nerviosa y sin muchas ideas. Hasta que Damsgaard, talento del Sampdoria que hace de Eriksen tras la dramática baja del '10', firmó un latigazo a una escuadra desde la frontal imparable para Safónov. A punto de cumplir 21 años, el goleador danés más joven en una Eurocopa.

Y Vestergaard, en un cabezazo en un córner poco después, rozó el segundo ante la incredulidad de los rusos.

A Rusia ya no le valía para nada el resultado, perjudicada por la goleada contra Bélgica en caso de empate a puntos. Adelantó líneas. a Dinamarca esperaba a la contra.

Zobnin tiró todo por la borda en una cesión que dejó vendido a Safónov. Poulsen solo tuvo que empujar el balón a puerta vacía.

Dinamarca se creció. Dolberg se durmió solo frente a Safónov cuando podía haber cerrado el partido.

Y el Parken se convirtió entonces en un carrusel de emociones. Locura con el gol de Lukaku a Finlandia, que clasificaba a Dinamarca. Decepción al ser anulado. Y furia cuando Sobolev se dejó caer al sentir un leve contacto dentro del área. Penalti a pesar de las protestas desatadas de los daneses. Dzyuba no perdonó.

El gol en propia puerta del portero finlandés Hradecky, que pasó hace años por la liga danesa, volvió a desatar la locura, coronada con dos goles en dos minutos de Christensen y Mæhle, que hicieron además un guiño al pasado.

Hace 36 años, otra noche de junio, el antiguo estadio nacional, Idrætsparken, sobre el que se erige el actual, acogió otro duelo inolvidable, un partido de clasificación al Mundial, considerado el mejor encuentro nunca jugado por Dinamarca en casa. El rival, la Unión Soviética, que entonces marcó un gol más que Rusia este lunes (4-2).

Previa del partido:

EFE.- Rusia vs Dinamarca se enfrentan este lunes 21 de junio a las 14:00 hora peruana (19:00 horas GMT) por la fecha 3 del grupo B de la Eurocopa 2021. Dicho compromiso se llevará a cabo en el Estadio Parken de Copenhague. Revive el Rusia vs Dinamarca AQUÍ.

Puedes seguir el partido por la fecha 3 del grupo B de la Eurocopa 2021 en vivo por DirecTV Sports, en el canal 610 y 1610 HD de DirecTV. Con cero puntos en su casillero tras dos derrotas inmerecidas y en medio de un tobogán de emociones por el drama vivido con su estrella, Christian Eriksen, Dinamarca llega a la última jornada sin otra opción que ganar frente a una Rusia a la que le vale un empate.

Hace poco más de una semana la "Dinamita roja" llegaba en un ambiente de euforia, avalada por su buenos números (solo dos derrotas en cinco años) y por el hecho de jugar por primera vez en casa un gran torneo. Ahora se encuentra al borde del precipicio, pero si gana, puede acabar incluso segunda de su grupo.

Nada se entiende sin el colapso sufrido por Eriksen en el minuto 43 contra Finlandia, con los médicos tratando de reanimarlo y sus compañeros llorando y rezando en torno a él. El partido se reanudó casi dos horas después y los finlandeses, en su único tiro a puerta, marcaron frente a un rival muy superior pese a la ansiedad.

Cinco días después y en un ambiente desatado, Dinamarca se comió a Bélgica en una primera parte sobresaliente, pero acabó cediendo a la calidad de De Bruyne y Lukaku.

Ningún equipo tira más en todo el torneo que Dinamarca (45 disparos), el segundo que más balones recupera. Pero eso no le ha valido para sumar siquiera un punto. "Surrealista", ha dicho el seleccionador danés, Kasper Hjulmand.

Con Eriksen ya de alta, después de que le colocaran un desfibrilador automático, el equipo se muestra convencido de que ganará a Rusia y cuenta con que Bélgica, ya clasificada, se deshaga de Finlandia para acabar como segunda.

La obligación de ganar y la menor entidad del rival hace suponer que Dinamarca regresará a la línea de cuatro atrás y que el jovencísimo Damsgaard, que impresionó contra Bélgica, seguirá "haciendo" de Eriksen. La duda será quién ocupa el puesto de delantero centro, Wind o Dolberg. O si Hjulmand sorprende con el extremo Skov Olsen y mueve al medio a Braithwaite o a Poulsen.

A los rusos les vale el empate para meterse en los octavos de final como segundo, siempre que los finlandeses no derroten a los belgas, líder del Grupo B con seis puntos. No obstante, la historia dice que a los rusos no se les da bien jugar a no perder.

La victoria por la mínima ante los finlandeses fue un alivio para el seleccionador ruso, Stanislav Cherchésov, muy criticado después caer con claridad ante los "diablos rojos" en la primera jornada.

Por eso, es probable que insista en colocar juntos en el once titular a los futbolistas más creativos del equipo: Miranchuk y Golovín. El primero, centrocampista del Atalanta, marcó el gol de la victoria.

Hay más dudas con el goleador ruso Artiom Dzyuba. Se le ve cansado y sin chispa en esta Eurocopa. Pero, además de ser el pichichi de la liga rusa, es el capitán, por lo que la posibilidad de que el titular sea el atacante del Spartak Moscú, Alexandr Sóbolev, es poco probable.

El que parece recuperado de su dolorosa caída contra los finlandeses es Mario Fernandes, un jugador vital en el esquema de Cherchésov. El sábado entrenó junto al resto del grupo, por lo que se espera que vuelva a ocupar el lateral derecho.

La duda está en si los rusos insistirán en jugar con el medio defensivo Bárinov como tercer central o Cherchésov recuperará finalmente a uno de sus favoritos, Fiódor Kudriashov, que se perdió los dos primeros partidos por una inoportuna lesión, pero que ya entrena con normalidad.

Además de jugar en Copenhague, los rusos tienen otro hándicap. Por motivos sanitarios, las autoridades danesas no han permitido viajar a los aficionados rusos, ni siquiera a los vacunados con Sputnik V, ya que ese preparado aún no ha sido autorizado por el regulador europeo.

Artículos Relacionados

+ Artículos