Eurocopa 2021 (Euro 2020)

Por: Agencia EFE • Futbolperuano.com

Dinamarca a semifinales de la Eurocopa 2021 tras vencer 2-1 a República Checa

Dinamarca no falló ante República Checa y avanzó a semifinales de la Eurocopa 2021.

Actualización
Dinamarca sueña con el pase a semifinales. Foto: EFE
Dinamarca sueña con el pase a semifinales. Foto: EFE

Dinamarca no falló ante República Checa y avanzó a semifinales de la Eurocopa 2021.

EFE.- El espíritu de la Eurocopa de Suecia 1992 se instaló en la selección de Dinamarca del año 2021, semifinalista sorprendente tras eliminar a la República Checa después de ganar 1-2 y alcanzar una ronda inédita en el cuadro escandinavo desde hace casi treinta años.

Dinamarca acabó con el sueño de la República Checa y alimentó el suyo propio en el duelo de las sorpresas de los cuartos de final. Huérfanos de emociones desde hace décadas, el premio de las semifinales se lo llevó la selección que comenzó el torneo con un amago de tragedia y que continuó de éxito en éxito hasta alcanzar una ronda seguramente inimaginable para muchos.

Sufrió para conseguirlo. La República Checa vendió cara su derrota con una reacción inesperada cuando parecía acabada. El 0-2 de la primera parte no hizo hincar la rodilla a un grupo de jugadores que se levantó cuando parecía caído para engrandecer la eliminatoria de las selecciones sorpresa.

Como en las Eurocopas de 1992 y 1996, pocos esperaban el concurso de ambos equipos en las rondas finales. En Suecia 1992, la Dinamarca de Richard Moller Nielsen demostró que era posible ganar algo grande pese a tener todo en contra. Clasificados de rebote para la fase final tras la expulsión de Yugoslavia y después de citar a jugadores que estaban de vacaciones, se llevó el gato al agua.

En Inglaterra 1996, fue la República Checa la que estuvo a punto de dar la campanada tras plantarse en la final. Perdió con el famoso gol de oro de Oliver Bierhoff, pero rozaron una gloria. El retrovisor de la historia presagiaba un duelo nostálgico bañado de presente. El ganador, volvería a agitar las emociones de dos países que han caminado por el desierto demasiados años.

Dinamarca fue la encargada de golpear primero. Muy pronto, a los cinco minutos, se adelantó en el marcador con un cabezazo de Thomas Delaney a la salida de un córner. Sólo entre las torres checas, se encontró con un regalo que no desperdició.

Su tanto fortaleció la idea danesa, que saltó al terreno de juegos con los mismos que arrasaron a Gales 0-4 pese a recuperar a Yussuf Poulsen y a Daniel Weiss. El técnico Kasper Hjulmand decidió no tocar aquello que funcionó y Dinamarca mantuvo el nivel pese a la resistencia de sus rivales.

Compactos, serios en defensa y, sobre todo, muy rápidos al contragolpe se erigieron como los dueños del partido. Los grandes jugadores daneses de la Eurocopa carburaron a las mil maravillas. La consistencia de Simon Kjaer, la imaginación de Mikkel Damsgaard, la insistencia de Joakim Maehle y el acierto de Kasper Dolberg, cimentaron un equipo serio para acercarse a las semifinales.

Damsgaard, en dos ocasiones, y Delaney, pudieron hacer el segundo antes del descanso, pero fue Dolberg, al límite del final de los 45 primeros minutos, quien dejó muy encarrilado el partido con una volea tras una asistencia de Maehle con el exterior del pie derecho. El lateral del Atalanta, con su espectacular pase, volvió a pedir a gritos un hueco en el once del conjunto italiano.

Enfrente, con Patrik Schick desaparecido, el cuadro checo solo pudo intimidar a Kasper Schmeichel con una volea de Petr Sevcik y un remate de Tomás Holes. El delantero del Leverkusen no tuvo ninguna presencia en el acto inicial, pero en la reanudación, con un solo toque, igualó a Cristiano Ronaldo con cinco goles en la Eurocopa y metió a su selección en el partido.

La República Checa salió en tromba del vestuario, a por la remontada. No tenía tiempo que perder y a los dos minutos Schick puso picante al duelo tras rematar un centro de Vladimir Coufal desde la banda derecha. Los hombres de Jaroslav Silhavy se encontraron con una oportunidad, pero no pudieron aprovecharla.

Dinamarca no se relajó, aguantó bien a su rival, sufrió algún que otro susto e inquietó con Poulsen a la cabeza. Al final, la República Checa no pudo cambiar el destino. Estaba escrito que el equipo de Hjulmand, como la Dinamarca de 1992, comenzaría con un sobresalto, en su caso el desmayo de Eriksen, y acabaría soñando con un título que hace casi tres décadas consiguió por sorpresa.

Previa

EFE.- República Checa vs Dinamarca se enfrentan este sábado 3 de julio a las 11:00 hora peruana (16:00 horas GMT) por los cuartos de final de la Eurocopa 2021. Dicho compromiso se llevará a cabo en el Estadio Baku Olympic de Azerbaiyán. Sigue el República Checa vs Dinamarca EN VIVO AQUÍ.

Puedes seguir el partido por los cuartos de final de la Eurocopa 2021 en vivo por DirecTV Sports y América TV. Berger, Nedved, Poborský, Smicer, Brian Laudrup o Peter Schmeichel son solo algunos nombres de la República Checa y Dinamarca que formaron parte de dos selecciones históricas que harán de espejo para sus herederas en el Baku Olympic Stadium, donde tanto el equipo de Jaroslav Silhavy como el de Kasper Hjulmand buscarán reflejarse en el espejo del pasado.

Dinamarca, campeona por sorpresa en Suecia 1992, y la República Checa, subcampeona en Inglaterra 1996 ya como país separado de Eslovaquia, cosecharon sus mejores resultados en aquellos ya lejanos años noventa, en los que ambas selecciones, pese no ser favoritas para casi nadie, dieron la campanada.

Décadas después, se enfrentarán por segunda vez en la historia de una Eurocopa para acceder a las semifinales. Anteriormente, también se vieron las caras en cuartos de final en Portugal 2004 con victoria para la República Checa (3-0), que finalmente acabó en la tercera plaza.

Desde entonces, tanto daneses como checos han sido prácticamente invisibles en todos los torneos y se encuentran ante una oportunidad única de colocarse entre los cuatro mejores de Europa. Y, ambos, lo harán con buenas sensaciones.

La República Checa llega a la cita después de superar a los Países Bajos en octavos de final. Ganó con solvencia, 0-2, ayudado por la expulsión de Matthijs de Ligt y gracias a los tantos de Tomas Holes y de Patrik Schick, que alcanzó los cuatro en el torneo para colocarse a solo uno de Cristiano Ronaldo.

Schick será el arma principal del cuadro centroeuropeo, que sólo tiene una duda, la de su capitán Vladimír Darida, que no pudo jugar ante los Países Bajos por unas molestias. El capitán checo tiene opciones de regresar al once después de completar dos entrenamientos consecutivos con el grupo.

Si finalmente no llega a la cita, su sustituto será Antonin Barak, que suplió con éxito a Darida en los octavos de final. El resto de jugadores checos está al cien por cien y Silhavy podría repetir el 4-3-3 con casi los mismos que eliminaron a los Países Bajos.

La goleada a Gales en cuartos ha disparado las expectativas de Dinamarca, que se cree capaz de llegar muy lejos en una Eurocopa en la que se ha sabido sobreponer de forma admirable a la pérdida desde el primer partido por un problema cardíaco de su máxima estrella, Christian Eriksen.

La "Dinamita roja" se siente muy segura con el 5-2-3 implantado en los últimos tres partidos por Hjulmand, un sistema muy flexible en el que el central Andreas Christensen sube con frecuencia al medio para lograr superioridad. Y en el que el joven Damsgaard ha hecho olvidar al "diez" de Dinamarca.

Hjulmand también se ha visto obligado a otras modificaciones por lesiones o enfermedad, pero el equipo no se ha resentido. Contra Gales, Dolberg sustituyó en la delantera al tocado Poulsen, hasta entonces máximo goleador del equipo. Y respondió con dos tantos.

Aunque hay varios jugadores que arrastran molestias como el capitán Simon Kjær, Hjulmand da por hecho que todos estarán recuperados para jugar el sábado frente a la República Checa, un rival al que ha elogiado por su intensidad y su fuerza colectiva. Incluso ha dicho que habría preferido jugar contra Holanda.

Parte del éxito se debe a que ha jugado los tres partidos de grupo en el Parken de Copenhague. Y el de octavos en Amsterdam lo hizo con mayoría de público danés por la negativa de los Países Bajos a dejar viajar a hinchas galeses por la pandemia de coronavirus. En Bakú, en cambio, Dinamarca tendrá un apoyo mucho más modesto y será visitante por primera vez en un torneo que vivirá una eliminatoria con la vista atrás en los éxitos del pasado que ambos rivales quieren repetir.

Artículos Relacionados

+ Artículos