Actualización: Mar, 01 / Oct / 2019 2:25 pm
Futbolperuano.com Lima Lun, 30 / Sep / 2019 2:08 pm

Real Madrid no pasó del empate ante Brujas por la Champions League

Real Madrid salvó en algo su honor al empatar 2 a 2 como local contra el Brujas por la fase de grupos de la Champions League.

Real Madrid (Foto: EFE)
Real Madrid (Foto: EFE)

El Real Madrid fue víctima de su fragilidad defensiva, que provocó su segundo pinchazo en la Champions League para quedar en situación compleja, castigado con dos goles del Brujas en el primer acto que igualó agarrándose a la locura, con exhibición de casta para acabar acariciando una de sus clásicas remontadas.

El Real Madrid tiró por tierra su reconstrucción. Toda la seguridad ganada en duelos grandes, en los que la concentración es máxima como mostró en el Sánchez Pizjuán y el Wanda Metropolitano. En su regreso a la inestabilidad, la defensa quedó señalada. Sin respuesta ante la velocidad de los puntas del Brujas, que apostó por fútbol directo y encontró toda la facilidad para encontrar un premio soñado que pudo ser mayor.

Solo Zidane sabe las razones de dejar en la grada a James y Bale. Exceso de confianza si no sufren molestias físicas. Jugó con los mismos de una temporada para el olvido más Hazard. Caras que la grada se ha cansado de ver y lo muestran con silbidos cuando pierden la paciencia. Le faltó acierto rematador en el primer acto al Real Madrid y exhibió una debilidad que parecía enterrada desde París.

Adelantó unos metros la línea defensiva y fue un regalo al rival. Los balones en largo a la velocidad de Tau fueron un continuo dolor de cabeza. Había perdonado Benzema la primera cuando llegó el primer golpe. A los 9 minutos, con Courtois reculando por mala colocación en una rápida contra del Brujas. Carvajal fuera de su sitio, Ramos rompiendo el fuera de juego y el pase de Tau convertido en gol de forma casi cómica. Dennis fue a controlar, el balón le golpeó y engañó a Courtois. Se esperaba fuera de juego pero el VAR dio el gol.

El Real Madrid se acerca al año sin ganar en la Champions League en el Bernabéu. Regresar al dominio que ejerció en Europa pasa por recuperar su fortaleza de local. Alejarse del desconcierto en el que cayó ante el rival que llegaba con el cartel de la 'cenicienta' del grupo. Tau tenía el segundo después del tanto que rompía el partido. El duelo pedía un líder y Hazard puso voluntad para serlo.

Se alejó de la banda izquierda para entrar con más continuidad en el juego. Asociándose con calidad, tirando de galones en el liderazgo esperado. Modric y Kroos acariciaban el poste con dos disparos mientras la grada señalaba a Lucas Vázquez tras dos pérdidas. Junto a Courtois pagaron los platos rotos.

Ninguno integra una defensa que temblaba a cada ataque del Brujas en el primer acto. Encontraron líneas de pase con facilidad. Y como ocurrió en el primero, el Real Madrid perdonó antes de ser castigado. Un testarazo de Varane tras saque de esquina, lo salvaba Mignolet con una gran parada y una manopla firme.

Courtois había salvado una a disparo cruzado de Tau, pero nada pudo hacer en otro gol con una factura increíble. El regalo fue de Modric en salida de balón, Dennis puso velocidad, se tropezó mientras su cabeza daba vueltas a la definición, y cuando parecía que se caía, picó el balón con calidad a la red.

Se presentaba noche de arrebato en el Bernabéu. Un asedio en busca de aquellas remontadas históricas del Real Madrid, que Benzema inició con homenaje a Butragueño, reeditanto su regate pegado a línea de fondo. La segunda parte fue todo corazón blanco ante un Brujas poco acostumbrado a defenderse, que tuvo que retocar su identidad.

Entró Areola en el cierre de una noche negra para Courtois, con problemas estomacales, y Marcelo para ganar un arma en ataque si tuviese un buen estado físico. Por momentos el Bernabéu visionó la gesta. Las continuas llegadas a Mignolet anunciaban un final de emoción. Sacaba el disparo potente de Hazard y otro de Casemiro. Los riesgos dejaban en uno contra uno a sus centrales. Varane fue desbordado con facilidad por Dennis, que perdonaba su triplete ante un rápido Areola que evitaba la sentencia.

Cuando el fútbol se convierte en corazón siempre aparece Ramos. De cabeza apretó el partido en posición muy justa tras pase de Benzema. Anulado por momentos hasta que el VAR lo concedió. Eran minutos claves y el Real Madrid de nuevo perdonó.

En botas de Lucas y Hazard estuvo el empate rápido. Modric chutó arriba con Benzema solo para marcar cuando la entrada de Vinicius agitaba el ritmo que decaía. Y así llegó el empate. Un premio al coraje en un testarazo de raza de Casemiro. Restaban cuatro minutos en los que acarició la remontada y la derrota. Varane la tuvo con dos cabezazos pero Schrijvers perdonó completamente solo en plena locura.

Ficha técnica:

Real Madrid: Courtois (Areola, m.46); Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Nacho (Marcelo, m.46); Casemiro, Kroos, Modric; Lucas Vázquez (Vinicius, m.67), Hazard y Benzema.

Brujas: Mignolet; Mata, Mechele, Deli, Diatta, Sobol; Vormer, Rits, Vanaken; Tau (Schrijvers, m.93) y Dennis (Openda, m.71 (Cools, m.87)).

Goles: 0-1, m.9: Dennis. 0-2, m.39: Dennis. 1-2, m.55: Ramos. 2-2, m.86: Casemiro.

Árbitro: Georgi Kabakov (BUL). Amonestó a Hazard (92) por el Real Madrid; y a Mignolet (69) y Openda (77) por el Brujas. Expulsó por doble cartulina a Vormer (78 y 84).

Sigue AQUÍ las incidencias del Real Madrid vs Brujas

PREVIA

Nunca ha marcado un tanto el Real Madrid al Brujas en la competición de mayor prestigio del mundo a nivel de clubes. El doble enfrentamiento que protagonizaron en 1976, dejó un empate sin goles en el estadio Santiago Bernabéu y un 2-0 en Bélgica. El duelo resucita en la Champions League con los focos precisamente puestos en un belga que es la gran estrella de su país.

El nuevo referente del Real Madrid, el que debe ejercer un liderazgo que aún no ha asumido tras un inicio marcado por una lesión muscular. Hazard salió mal parado del derbi del Wanda Metropolitano y ya siente la presión que recae sobre un fichaje estrella. Sin tiempo para entrenar con partidos cada tres días, los encuentros le deben servir para mejorar un físico que le condiciona ante rivales grandes. Demostró que no está para duelos de altos vuelos y el Brujas se presenta como una buena oportunidad para comenzar a brillar.

El inicio de la Champions League no ayudó a recuperar la perdida de imagen con la que se despidió la pasada edición. El fin de su ciclo glorioso dejó dos derrotas sonrojantes en sus últimos encuentros en el Bernabéu. Un 0-3 contra el CSKA para cerrar la fase de grupos y el fatídico 1-4 en la vuelta de los octavos de final que provocó la eliminación ante el Ajax. Recuperar el poder de local en Europa es claro objetivo para Zinedine Zidane.

El técnico francés ya tiene disponible a Marcelo para solventar sus problemas en el lateral izquierdo, recupera en competición europea a Sergio Ramos, una vez cumplida su sanción, y también puede contar con Isco Alarcón, superada su lesión muscular. En los últimos minutos del derbi regresó Luka Modric que apunta a titular si llega un descanso en el centro del campo entre Casemiro y Toni Kroos que han tenido todo el desgaste en la plaga de bajas que afectó a la medular.

El tridente nuevo del Real Madrid busca un encuentro en el que comenzar a brillar juntos. De momento Bale, Benzema y Hazard se van conociendo sobre el campo y su conexión está por explotar. La goleada de París (3-0), desató la imagen más seria del equipo de Zidane que no solo no ha encajado tantos en sus tres últimos partidos, con salidas complicadas al Sánchez Pizjuán y el Metropolitano, si no que además sólo ha permitido un remate a puerta en 270 minutos. Ahora debe reencontrar el balance ofensivo perdido en el derbi y afinar de nuevo puntería ante su afición.

El Brujas, único equipo belga que ha alcanzado una final de la máxima competición continental, en 1978 con victoria del Liverpool, llega a Madrid imbatido en los cinco últimos encuentros y como líder del campeonato nacional, tras haber endosado este fin de semana un 5-0 al Mechelen, con doblete del senegalés Mbaye Diagne, y acumular 21 goles a favor y 3 en contra en ocho partidos.

Con la etiqueta de "cenicienta" del grupo, tras eliminar al Dinamo de Kiev en la previa, los belgas cosecharon un empate sin goles en casa frente al Galatasaray en la primera jornada de la Champions League, en un encuentro en el que el Brujas dominó pero en el césped pero no tuvo puntería.

Aunque se espera que el PSG y el Real Madrid se disputen los dos primeros puestos del grupo de Liga de Campeones y el Brujas pugne con el Galatasaray por el acceso a la Liga Europa, los jugadores del técnico Philippe Clement presumen de desplegar un juego ágil y ofensivo. Quieren dar la sorpresa y tienen ganas de enseñar los colmillos en el Santiago Bernabéu.

El regreso al once de Federico Ricca, con pasado en España tras jugar en el Málaga, se presenta como una de las posibles novedades del once. No juega desde la primera jornada por un golpe y ya el sábado estuvo en el banquillo. Una lesión en el bíceps femoral provoca la única baja por lesión de Éder Balanta, mientras que en el Real Madrid se lo perderán Ferland Mendy y Marco Asensio.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo o Nacho; Casemiro o Kroos, Modric, James; Bale, Hazard, Benzema.

Brujas: Mignolet; Mata, Mitrovic, Deli, Ricca; Vormer, Rits, Vanaken; Dennis, Okereke, Diatta.

Árbitro: Georgi Kabakov (BUL)

Estadio: Santiago Bernabéu.

EFE