MÁS DEPORTES

Por: Stewart Luya • Futbolperuano.com

Juan Pablo Varillas se va de Roland Garros convencido de que puede mejorar

Juan Pablo Varillas no pudo con el canadiense Felix Auger-Aliassime en el torneo parisino.

Juan Pablo Varillas. Foto: EFE
Juan Pablo Varillas. Foto: EFE

Juan Pablo Varillas no pudo con el canadiense Felix Auger-Aliassime en el torneo parisino.

El peruano Juan Pablo Varillas se despidió de Roland Garros, al que accedió a través de la fase previa, con un gusto agridulce, mal por haber perdido frente al canadiense Felix Auger-Aliassime pero convencido de que puede rivalizar contra los mejores.

En su primera experiencia en el cuadro final de un grande, la primera de un peruano en 14 años, Varillas tuvo contra las cuerdas al número 9 del mundo, al que ganó los dos primeros sets, antes de caer derrotado por 2-6, 2-6, 6-1, 6-3 y 6-3 en 3 horas y 14 minutos.

"Fue un gran partido, los primeros dos sets un gran nivel de tenis. Luego la experiencia suya a cinco sets se notó, es el 9 del mundo y yo me caí de intensidad porque no estoy acostumbrado a jugar este tipo de partidos", analizó.

"Se dio cuenta de que iba a subir su nivel y yo a bajarlo. Jugar a cinco sets es mucho tiempo. Traté de llevarlo al límite, en el quinto sentía más piernas, tuve un segundo aire. Se decidió en detalles", comentó.

Varillas, 122 del mundo, se mostró sin embargo satisfecho de su actuación, tras convertirse en el primer peruano en el cuadro final de un Grand Slam en 14 años.

Además, haber dominado a un tenista de tanta calidad, pese a que no había logrado ninguna de sus 21 victorias en un Grand Slam sobre la tierra batida de París, le convence de que tiene opciones.

"Es una forma de demostrarme que tengo el nivel para jugar este tipo de torneos, de seguir mejorando en el ránking", analizó.

"Ha sido un debut maravilloso, más allá del resultado, por el marco, jugar en la Chatrier, contra un top 10, mi primer Grand Slam. Esto nunca se olvida, más allá de la derrota", comentó.

"Di todo lo que pude dar en el partido, cuando uno da todo se va más allá del resultado se va satisfecho. Levantaba la mirada y decía, 'nunca había jugado con tanta gente'. Lo disfruté", agregó.

Varillas reconoció que se ilusionó cuando se puso dos sets arriba, pero dijo que en ningún momento perdió la concentración. "Son partidos que te marcan y que se disfrutan de una manera diferente", afirmó. 

El jugador se lleva el premio de haber vuelto a colocar el tenis en la primera línea en su país. "Me hace mucha ilusión. Me preguntaron si era un referente y dije que no, pero trato de ser un buen ejemplo como jugador y como persona y trato de popularizar en mi país el tenis, que estuvo mucho tiempo abandonado, dejado de lado por lo que es el fútbol en Sudamérica", dijo el primer tenista de esa nacionalidad en un grande desde Luis Horna en el Abierto de Estados Unidos de 2008.

Varillas no decidió ser profesional hasta los 17 años. "Empecé a estudiar ingeniería en Perú. Traté de hacer las dos cosas, pero la carrera era difícil y no hacía ninguna de las dos cosas bien. Dejé la universidad, fui en 2016 a Barcelona, no mejoré y me instalé hace cinco años en Buenos Aires donde todo ha ido mejor", dijo.

Auger-Aliassime, entrenado por Toni Nadal, tío y extécnico de Rafa Nadal, se medirá por un puesto en tercera ronda contra el ganador del duelo entre el argentino Ugo Carbelli, procedente de la previa, y el ruso Aslan Karatsev. EFE
 

Artículos Relacionados

+ Artículos