Actualización: Mié, 11 / Mar / 2020 5:20 pm
Futbolperuano.com Lima Mié, 11 / Mar / 2020 12:31 pm

PSG venció Dortmund 2-0 por los octavos de final de la Champions League

El PSG rompió el “maleficio” se consiguió su clasificación a los cuartos de final de la Champions.

PSG vs Dortmund (FOTO: EFE)
PSG vs Dortmund (FOTO: EFE)

Tres temporadas después de la maléfica remontada del Barcelona en el Camp Nou, el París Saint-Germain logró superar los octavos de final de la Liga de Campeones, al superar por 2-0 en un estadio vacío por el coronavirus a un Borussia Dortmund que no supo rentabilizar el 2-1 de la ida.

En la frialdad de un Parque de los Príncipes desierto, en contraste con el ambiente de fuego que se vivió en la ida, los germanos se mostraron pusilánimes para caer en la misma ronda que el año pasado.

Serán los primeros cuartos que disputará el PSG desde 2016 y los primeros desde que se reforzaron con Neymar y Kylian Mbappé, los dos jugadores más caros de la historia.

Pese a todos los augurios previos que habían hecho temblar al proyecto catarí y habían colocado en el disparadero a su técnico, Thomas Tuchel, el pase a cuartos fue más plácido de lo esperado, sobre todo porque los alemanes apenas opusieron resistencia.

Ni la baja de Mbappé, ausente en el once inicial por anginas pero que salió en la segunda mitad, ni las sanciones de Marco Verratti y Tomas Meunier ni el campo vacío por el COVID-19 frenaron a los franceses.

Tampoco todas las polémicas que despertó la derrota en la ida, las críticas de Neymar al club, las de familiares de jugadores al entrenador, las de los aficionados al equipo que no se privó de una fiesta dos días después de caer en Dortmund.

Con el equipo al borde del precipicio, los jugadores supieron reaccionar y buscar una clasificación que celebraron casi como si hubieran ganado un trofeo.

En el silencio de un estadio con 47.000 sillas vacías, el PSG salió muy conectado en busca de una clasificación para cuartos de final que le faltaba en las tres pasadas temporadas, un periodo muy largo para un club que tiene en Europa puesta toda su voluntad.

Los alemanes, que habían anunciado que saltarían con mentalidad ofensiva al Parque de los Príncipes, dejaron el balón a sus rivales y se parapetaron en una cerrada defensa.

Le costó al equipo francés asentar su juego y encontrar grietas en el esquema germano. Lo hizo Cavani a los 25 minutos servido por Di María, pero el disparo cruzado del "Matador" fue desviado por Bürki lo justo para que el balón se marchara fuera rozando un palo.

Tres minutos más tarde, un córner lanzado por Di María se tradujo en el primer tanto, el 35 de Neymar en Liga de Campeones. El brasileño se benefició de un error de marcaje para abrir el marcador.

El exjugador del Barcelona, que ya había logrado en la ida el tanto de la esperanza parisiense, disputaba su primer duelo a eliminación directa en el Parque de los Príncipes que, desierto, no pudo celebrar su tanto.

Lo hicieron de forma ruidosa los miles de aficionados que se agolparon en los aledaños del estadio, que no pararon de cantar y de celebrar con ruidosos juegos pirotécnicos las jugadas de su equipo.

El tanto, que cambiaba totalmente el panorama del partido, puesto que obligaba a los alemanes a marcar, dejó grogui a los de Favre, que tardaron en reaccionar.

El desconcierto se plasmó en el tiempo añadido en el segundo gol, en una nueva internada por la derecha de Di María, que sirvió a Sarabia, cuyo disparo cruzado fue desviado lo justo por Bernat para engañar al meta visitante.

En busca del gol que equilibrara la eliminatoria se lanzó el Borussia en la segunda parte, mucho más agresivo y ofensivo, al acecho de la meta de Keylor Navas.

Sin crear claras ocasiones, los alemanes buscaron al noruego Erling Haaland, pero el escandinavo de 19 años no tuvo la brillantez que viene demostrando en la competición.

Más voluntarioso que peligroso, el Borussia logró mantener la emoción en el encuentro frente a un PSG que reculó, sobre todo tras la entrada de Mbappé, que buscaba la carrera que le permitiera marcar con espacios.

La salida de Reyna y Brandt en los germanos no les dio más profundidad y, poco a poco, los alemanes perdieron los nervios. A la imagen de Emre Can, expulsado en el tramo final por caer en las provocaciones de Neymar, que acabó con las últimas opciones del Borussia.

- Ficha técnica:

2- París SG: Keylor Navas; Kherer, Marquinhos, Kimpembe, Bernat; Di María (Kurzawa, m.78), Gueye, Paredes (Kouassi, m.92), Neymar; Sarabia (Mbappé, m.63) y Cavani

0- Dortmund: Bürki; Piszczek, Hummels, Zagadou; Hakimi (Götze Götze, m.87), Witsel (Reyna, m.71), Can, Guerreiro; Sancho, Haaland, Hazard (Brandt, m.69).

Goles: 1-0, m.28: Neymar; 2-0, m.46: Bernat

Árbitro: Anthony Taylor (ING), amonestó a Bernat, Neymar, Marquinhos, Di María y Mbappé en los parisienses y a Haaland y Hummels, en los visitantes y expulsó a Emre Can.

Incidencias: Encuentro de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Parque de los Príncipes de París a puerta cerrada por la amenaza sanitaria del brote de coronavirus. EFE

PREVIA DEL PARTIDO

Le toca la remontada al PSG ante el Borussia Dortmund, el club que más dinero ha invertido en los últimos años se ve obligado a abonarse a la épica para superar el 2-1 cosechado en Alemania y tendrá que hacerlo a puerta cerrada por el coronavirus y con la duda de Kylian Mbappé por anginas.

SIGUE EL PARTIDO AQUÍ

ALINEACIONES CONFIRMADAS

La actualidad sanitaria coloca al equipo francés en una situación comprometida contra un rival que le superó de forma clara hace tres semanas, y que encadena cinco triunfos consecutivos.

Si el anuncio de que el partido se disputará con las gradas desiertas ya supuso un duro golpe a su moral, esta sufrió de nuevo cuando se supo que Mbappé, una de sus estrellas más brillantes, puede perderse el duelo.

El atacante, autor de 30 goles esta temporada, faltó al entrenamiento del lunes, y tampoco estuvo en el este martes. El club, que ha restringido a la prensa con derechos el acceso a todos los actos, por precaución debida al coronavirus, ha indicado que no ha sufrido ninguna mejora en las últimas horas de las molestias que sufre en la garganta, por lo que su participación está comprometida.

Un contratiempo suplementario para un equipo que busca evitar una cuarta eliminación consecutiva en octavos de final de la única competición que le supone un reto, puesto que en las otras se pasea.

Las estructuras del PSG comienzan a tambalearse, porque la gesta ante el Dortmund también se desarrollará sin el italiano Marco Verratti, sancionado, y con el brasileño Neymar sin el ritmo de crucero que demostró a principios de año.

Si se confirma la baja de Mbappé, el técnico alemán Thomas Tuchel puede optar para medirse a su antiguo equipo por el argentino Mauro Icardi o por el español Pablo Sarabia, puesto que el uruguayo Edinson Cavani parece tener asegurado el puesto en el once.

La única buena noticia para el PSG es que el defensa brasileño Thiago Silva se ha recuperado antes de lo previsto de sus molestias musculares y podrá capitanear al equipo.

En cualquier caso, la preparación del partido no ha sido ideal. El equipo no jugó el pasado fin de semana porque su duelo contra el Estrasburgo fue también suspendido por el coronavirus y el ambiente es de máxima preocupación.

La continuidad de Tuchel en el banquillo se vería comprometida si no supera esta fase y, a dos años del Mundial de Catar, nadie se atreve a augurar cual sería la reacción de Doha, que ha multiplicado los esfuerzos financieros sin obtener en Europa resultados satisfactorios.

El ambiente es totalmente diferente en el Borussia. El entrenador Lucien Favre parece haber encontrado la fórmula para compensar la baja de Marco Reus -quien volverá a estar ausente mañana por problemas musculares- y, también, para estabilizar la parte defensiva donde antes el equipo había tenido algunos problemas.

Favre viene apostando por una defensa de tres centrales, Lukaszcz Piszczek, Mats Hummels y Dan-Axel Zagadou, y con dos laterales adelantados que suelen ser Acraf Hakimi y Raphael Guerreiro y que tienden a jugar como interiores.

El doble pivote lo forman Axel Witsel y Emre Can que por una parte ayudan a la salida del equipo con balón controlado y por otro lado hacen un aporte importante en la recuperación de pelota.

Ante el partido del miércoles, en la parte ofensiva, Favre está ante la disyuntiva de escoger entre Thorgan Hazard y Julian Brandt para acompañar a Jadon Sancho y Erling Haaland.

Hazard jugó un gran partido en la victoria a domicilio ante el Borussia Mönchengladbach (1-2), con una gran gol incluido, lo que habla a favor del jugador belga que había dado el salto a la formación titular debido a que Favre optó por reservar a Jadon Sancho, que solo entró en la segunda parte.

Sin embargo, también es cierto que el aporte de Brandt ha sido muy importante a lo largo de la temporada.

Favre, antes de viajar a París, recordó que el ya había tenido la experiencia de un partido sin espectadores en sus tiempos del Servette.

"Con Servette tuve que jugar una vez un partido sin espectadores contra el Sion, es raro", dijo Favre.

No obstante, el entrenador suizo dijo que su equipo estará consciente de la dimensión del partido en el que tiene en su mano lograr el pase a cuartos de final si hace bueno el 2-1 de la ida.

"Tenemos que jugar inteligentemente, hacer un gran partido también en la parte defensiva y tener paciencia", dijo.

- Alineaciones probables

París SG: Navas; Kehrer, Thiago Silva, Kimpembe, Kurzawa; Di María, Gueye, Marquinhos, Neymar; Cavani, Mbappé o Icardi

Borussia Dortmund: Bürki; Piszczek, Hummels, Zagadou; Achraf, Witsel, Can, Guerreiro; Sancho, Hazard; Haaland

Árbitro: Anthony Taylor (ENG)

Estadio: Parque de los Príncipes de París (a puerta cerrada).

Hora: 21.00 CET (20.00 GMT). EFE