Actualización: Mar, 18 / Sep / 2018 4:02 pm
Futbolperuano.com Lima Lun, 17 / Sep / 2018 3:14 pm

Atlético de Madrid derrotó al Mónaco en su debut en la Champions League

El Atlético de Madrid se impuso (2-1) al Mónaco en condición de visitante por la primera jornada de la Champions League.

José María Giménez celebra el 2-1 del Atlético de Madrid (Foto: EFE)
José María Giménez celebra el 2-1 del Atlético de Madrid (Foto: EFE)

El Atlético de Madrid resurgió en Mónaco con un estreno ganador en la Champions League 2018-19, en el que remontó un gol en el primer tiempo con pegada y determinación por medio de Diego Costa y José Giménez, los dos goleadores de una reacción promovida por Antoine Griezmann y Koke Resurrección.

Al ritmo de los dos, ambos esenciales para las máximas aspiraciones que se plantea el conjunto rojiblanco para este curso y ambos indispensables para la victoria de este martes -el francés asistió el 1-1 y el madrileño participó en ambas dianas-, su equipo se reactivó en el estadio Luis II con un buen resultado, con algún buen pasaje, pero también con unos cuantos aspectos aún mejorables.

El Atlético demostró carácter y sobre todo pegada; dos cualidades transcendentes en todo su recorrido de éxitos de los últimos seis años y dos bases sobre las que construir su reacción en este inicio de temporada. De momento se reencontró con la victoria, mientras ajusta su funcionamiento colectivo y potencia sus individualidades, además con la capacidad para levantar un gol en su contra.

El 1-0 fue un despropósito propio. De Saúl, sobre todo, cuando amortiguó con el pecho una pelota sencilla al borde del área, sin atender a que detrás esperaba Falcao para arrebatársela con suma facilidad, pero también de Correa, que intentó controlar de espaldas, hacia su portería, un balón que nunca debió ni siquiera pensar en controlarlo. El rechace fue a Gandsir, que culminó el gol.

Un tanto impropio de un equipo como el bloque rojiblanco, tan firme y tan cuidadoso atrás siempre. En la actualidad transmite una vulnerabilidad impensable en casi toda la era Simeone. En cada gol recibido -cinco- en cuatro de sus últimos cinco duelos, ha habido algún fallo. Antes una excepción, ahora es demasiado común.

El Atlético se rebeló contra ese error al ritmo de Koke y Griezmann. Incluso sobre un césped horrible, también impropio de un duelo de la Liga de Campeones, el fútbol entre líneas del francés fue un jeroglífico irresoluble para su rival, un equipo que, aún con el 1-0, evidenció que hoy por hoy está lejos del club madrileño.

Sin nada del otro mundo, después de una estirada de Jan Oblak para repeler el trallazo desde fuera del área de Aholou, en cuanto encontró la verticalidad, la destreza con la que mejor se mueve en ataque, derribó a su oponente con dos golpes en el cuarto de hora final del primer tiempo, desde el 1-1 de Costa al 1-2 de Giménez.

En los dos participó Koke. En el 1-1, en el minuto 32, cuando transformó una transición en un contragolpe letal. Dos pases al primer toque, el primero suyo, el segundo de Griezmann, ya al desmarque al espacio y a la carrera de Diego Costa, desbordaron al Mónaco. El internacional español los culminó ante Benaglio (1-1).

Y en el 1-2, como asistente desde la esquina. Sin Thomas Lemar sobre el terreno de juego, suplente de inicio, los lanzamientos de córner fueron de nuevo para Koke, que puso la pelota en el punto de penalti para la irrupción y el testarazo de Giménez, potente en un remate inalcanzable para Benaglio segundos antes del intermedio.

Repuesto del daño, por delante en el marcador, controlador sobre el césped, el Atlético rearmó su partido para el segundo tiempo. No asumió riesgos con la pelota, pero sí con su repliegue, por ese paso atrás que dio conforme avanzó el duelo, que le posicionó unos metros por delante de su área, sin el balón, sin salida, sin contragolpe...

Si durante todo el primer cuarto de hora de la reanudación le negó al Mónaco una reacción que sólo habría sido posible con la propia permisividad del equipo madrileño, un rato después le dio el margen suficiente para intentarlo. Sin éxito, sí, sin ocasiones, también, pero en una zona de riesgo, que penaliza cada despiste.

No tuvo ya ninguno el Atlético, que reafirmó que su partido ya estaba hecho. Mientras el reloj contaba a su favor, prefirió el control al ataque, la posesión a la verticalidad, sin renunciar a un par de apariciones ofensivas que terminaron sin rematador, consciente de que el choque ya lo había ganado mucho tiempo antes.

EFE

Alineaciones confirmadas:

Mónaco:

Atlético de Madrid:

PREVIA

El Atlético de Madrid, que no acaba de despegar en Liga de España, visita este martes al Mónaco desde las 14:00 horas de Perú (19:00 horas GMT) por la primera jornada de la Champions League. Los dirigidos por Diego Simeone buscan una victoria que sirva de revulsivo al equipo rojiblanco, que el sábado empató a un gol en casa contra el Eibar.

"Las críticas actuales son normales. Había muchas expectativas alrededor de nuestro inicio de temporada, sobre todo tras ganar la Supercopa de Europa (4-2 contra el Real Madrid). No hemos ganado muchos puntos en Liga, pero vamos a tratar de mejorar para este partido de Champions", aseguró este lunes el centrocampista Koke en conferencia de prensa.

El Atlético llega al partido contra el Mónaco atravesando su peor inicio de temporada desde 2009 con sólo 5 puntos en cuatro jornadas de Liga, situado a siete puntos del Barcelona, líder del campeonato.

El técnico Diego Simeone trató este lunes de ahuyentar el pesimismo alrededor del equipo: "Hablo en positivo, veo cosas positivas. Cosas para mejorar y un equipo con futbolistas que tienen que integrarse. Hay que trabajar, es lo único que conozco para mejorar", dijo este lunes en Mónaco.

El difícil arranque de sus figuras, que parecen no acabar de encontrar sus mejores sensaciones, unido a una enfermería llena, parecen lastrar el comienzo de temporada del equipo rojiblanco.

El sábado, el 'Cholo' no pudo contar con su lateral francés Lucas Hernández por una irritación intestinal, aunque todo apunta a que podrá tener al campeón del mundo contra el Mónaco.

Pero le siguen faltando el delantero croata Nikola Kalinic (esguince de tobillo), el extremo español Víctor Machín 'Vitolo' (esguince de rodilla), el central montenegrino Stefan Savic y el lateral colombiano Santiago Arias (fractura costal).

El martes, el equipo rojiblanco tendrá que mejorar su defensa (ha recibido cuatro goles en cuatro partidos) y necesitará la mejor versión de su delantero francés Antoine Griezmann, que lleva sólo un gol en cuatro jornadas, pero también tendrá que aparecer Diego Costa.

El delantero hispano-brasileño, que no ha mostrado aún su mejor cara, todavía no ha marcado en lo que va de temporada, pero en el estadio Louis II será uno de los hombres en los que confiará Simeone para tratar de perforar la portería del Mónaco.

Los rojiblancos tendrán el aliciente añadido de querer llegar a una final que se jugará en su flamante estadio Metropolitano y, si es posible, ganar el título ante su público.

El martes, el Atlético también apelará a los buenos recuerdos que le trae el estadio monegasco, donde en 2010 y 2012 ganó sendas Supercopas de Europa al Inter de Milán y al Chelsea, respectivamente.

En la Supercopa contra el Chelsea (4-1) brilló con un triplete el delantero colombiano Radamel Falcao, que el martes será rival y uno de los principales peligros del Mónaco.

El 'Tigre' no pudo jugar el sábado en Liga ante el Toulouse (1-1) por una gastroenteritis, pero el técnico portugués del Mónaco, Leonardo Jardim, lo tendrá a su disposición el martes, siendo uno de los pocos jugadores que sobreviven del equipo que alcanzó las semifinales hace dos temporadas.

"Quienes conocen el fútbol saben que el Mónaco ha cambiado mucho en los últimos años y que lleva un poco de tiempo mejorar el equipo", declaró en conferencia de prensa Jardim.

"Trabajamos para crecer lo más rápido posible. Nuestra ambición es jugar regularmente las competiciones más importantes, y siempre terminar en el podio en la Ligue 1", añadió.

Pero el equipo monegasco no llega en su mejor momento a este partido, tras acumular cuatro partidos sin conocer la victoria en la Liga francesa, donde marcha en la 15ª posición liguera, pero advierte que lo dará todo.

"El partido contra el Atlético será diferente del jugado contra el Toulouse. Es un equipo muy sólido. Hay que respetarlo, pero no hay que tener miedo y darlo todo para ganar", dijo el portero suizo del Mónaco, Diego Benaglio.

El Atlético "es el favorito", reconoce Falcao, pero advierte que "queremos clasificarnos. El año pasado no hicimos un buen papel, esperamos dar otra imagen y sobre clasificarnos".

Posibles alineaciones:

Mónaco: Benaglio - Sidibé, Jemerson, Glik, henrichs - Tielemans, Ait Bennasser, Aholou - Grandsir, Falcao, Ghadli.

Atlético de Madrid: Oblak - Juanfran, Giménez, Godín, Lucas - Saúl, Rodri, Koke, Lemar - Griezmann, Diego Costa.

AFP