Actualización: Lun, 16 / Mar / 2020 2:35 pm
Futbolperuano.com Lima Lun, 16 / Mar / 2020 10:15 am

Champions y Eurocopa: se analizan sus impactos económicos

La Champions League y la Eurocopa son dos de los torneos que se verán más afectados por la pandemia del coronavirus.

Champions League
Champions League

El aplazamiento de la Eurocopa, actualmente prevista del 12 de junio al 12 de julio, a pesar de causar pérdidas de algunas decenas de millones de euros, se presenta como la solución más viable para permitir el cierre de las grandes ligas y de las Copas europeas para clubes, actualmente suspendidas por el coronavirus y que de no terminar dispararían el daño económico a miles de millones de euros.

Así lo informa el economista especializado en industria del deporte Marco Bellinazzo, quien destacó a EFE que retrasar la fecha de inicio de la Eurocopa crearía un perjuicio "muy relativo", pues no afectaría a los contratos de patrocinadores ni a los derechos televisivos.

Sí crearía gravísimas pérdidas no acabar las ligas europeas y las copas europeas, que se encuentran en este momento suspendidas hasta una fecha por decidir a causa de la pandemia del coronavirus. La UEFA convocó para este martes una vídeoconferencia extraordinaria para analizar la situación y escuchar las propuestas de las federaciones afiliadas.

"Un aplazamiento de un año de la Eurocopa podría crear un perjuicio económico, pero hablamos de algunas decenas de millones de euros, porque los contratos de patrocinadores podrían ser simplemente aplazados un año. Es una cantidad notable, pero no insuperable. Y habría perjuicio económico para los países sede del evento muy relativo", explica Bellinazzo, escritor y periodista del primer diario económico de Italia, "Il Sole 24 Ore".

"Es una Eurocopa que se jugará en estadios ya existentes, cuyas obras de mejora se quedarían como beneficio para los clubes o las ciudades que los poseen. Me cuesta entender qué perjuicios económicos insuperables pueden legitimar un no aplazamiento de la Eurocopa", agregó.

Una línea que comparte también la cúpula directiva del fútbol italiano, como el presidente de la Federación futbolística del país, la FIGC, que aseguró este domingo que no ve "alternativas" al aplazamiento de la Eurocopa.

"No hay alternativas. Nos lo dicen las proyecciones sobre el desarrollo del virus. La Eurocopa impide el aplazamiento casi seguro de muchas ligas. Es como una tapa, y si no la quitas la botella puede estallar, con el riesgo de que perdamos todo", aseguraba este domingo el presidente federal.

En este sentido, no acabar las ligas europeas y en particular la Champions League, que genera cada año unos 3 mil millones de euros, con entradas netas para la UEFA de unos 300 millones de euros, tendría consecuencias económicamente dramáticas para el sistema fútbol, considera Bellinazzo.

"Sería mucho peor no poder acabar la Champions League con respecto a no hacer este año la Eurocopa y disputarla en otro momento", explica el experto italiano, quien destaca que, de no acabar la Serie A, el fútbol italiano registraría pérdidas que superarían los mil millones de euros.

El sistema fútbol italiano se enfrentaría a serios problemas vinculados con los derechos televisivos, que valen 1.4 mil millones de euros por año, y de patrocinadores, por unos 600 millones de euros, además de unos 150 millones de euros perdidos en taquillas.

Además, la Eurocopa de 2020 se disputará en doce países distintos, lo que provocaría un enorme movimiento de aficionados por Europa que, en este momento, la emergencia por el coronavirus pone en serio peligro.

"En mi opinión es impensable pensar que en junio pueda haber movimiento de aficionados en doce ciudades europeas. Podría ser un grave fallo estratégico en este momento. Si se aplaza, los perjuicios serían muy relativos y la UEFA puede solucionarlos. Los contratos con patrocinadores, son normalmente de cuatro años, así que podrían ser aplazados por un año", señala Bellinazzo.

Estos temas serán analizados este martes por la UEFA y las federaciones europeas en una vídeoconferencia en la que se tomará una decisión sobre el futuro de la Champions League, la Liga Europa y en particular la Eurocopa de junio, cuya real celebración en las fechas inicialmente previstas está en el aire.

EFE