Actualización: Mié, 19 / Ago / 2020 4:16 pm
Futbolperuano.com Lima Mar, 18 / Ago / 2020 8:34 am

Bayern Múnich goleó 3-0 al Olympique de Lyon y clasificó a la final de la Champions League

Bayern Múnich apabulló a Olympique de Lyon con un gran nivel de Gnabry.

SIGUENOS EN:

Google News
Bayern Múnich clasificó a la final como el único invicto. Foto: EFE
Bayern Múnich clasificó a la final como el único invicto. Foto: EFE

EFE.- No hay equipo más en forma en toda Europa que el Bayern Múnich, que, ni siquiera cuando reduce su versión, parece superable para casi nadie, este miércoles el Lyon, por unas individualidades y una pegada imparables, como el desbordante Serge Gnabry, que transformó un inquietante 0-0 en un triunfo indudable hacia la final de la Champions League (0-3) del próximo domingo contra el París Saint Germain en Lisboa.

El extremo hizo los dos primeros goles y Robert Lewandowski marcó el tercero, pero no fue el aplastante equipo de cuartos de final. Ni se acercó. Tampoco lo necesitó. No hay límites aparentes para el bloque alemán, que siente una convicción inalterable, con una cantidad tremenda de recursos y un físico afinado, pero hoy por hoy menos determinante que todo el talento que tiene en sus futbolistas.

El Bayern no venció al Olympique Lyon por preparación física. Ni por una seguridad defensiva que, más bien, fue todo lo contrario. Lo hizo porque dispone en sus jugadores una capacidad tan diversa como incontestable para decidir cualquier partido en cualquier momento, hasta cuando menos se intuye, hasta cuando más dudas desprende, porque también hay veces que no se siente tan inaccesible.

Gnabry lo reafirmó este miércoles. Era el minuto 18, cuando su diagonal desmontó toda la estructura diseñada por Rudi García, el técnico del Lyon; desde el lado derecho del ataque alemán hasta el izquierdo, hasta que se perfiló para soltar un zurdazo a la escuadra inalcanzable para Anthony Lopes. Hasta que cambió el encuentro.

Ahí terminó realmente el duelo. Ahí pasó ya bajo control del Bayern (por mucho que se relajó o permitió en el segundo tiempo). Más aún cuando él mismo inició y culminó también el 0-2. Primero condujo, luego abrió al centro por la banda izquierda de Perisic y después llegó al área, oportuno para arreglar el fallido remate de Lewandowski -hasta él falla- y agrandar la distancia. El goleador polaco se rehizo con el 0-3 de cabeza al borde del final. Su decimoquinta diana en la actual edición de la Liga de Campeones.

Ya desde antes (el 0-2 fue en el minuto 33) la diferencia se intuía insalvable. No hay comparación posible en los últimos meses con el equipo alemán, cuyo recorrido de victorias es impresionante: 20 triunfos consecutivos. Ha sido invencible en los últimos 28 choques.

Hubo debate 17 minutos. Nada más. Porque no sólo depende de defender y atacar bien tú, porque el Lyon lo logró durante todo el primer tramo del duelo y porque, aparte de eso, requiere la perfección en cada ocasión, sino de que el Bayern ni siquiera se acerque a tu portería. O al menos lo haga lo menos posible. Porque necesita muy poco, casi nada, para golpear certero.

El Lyon es un rival incómodo. Un equipo que ha concretado Rudi García en un compacto bloque defensivo, que se repliega y transforma en un muro cuando su adversario le empuja hacia su territorio, y en un vertiginoso conjunto al contragolpe, en cuanto divisa la ocasión, en cuanto el más mínimo error ajeno le ofrece tal oportunidad.

Así fue de inicio. Lo demostró el competitivo equipo francés, que no dispone de estrellas, pero sí de mecanismos, como el contraataque que promueve la velocidad de Ekambi o Depay, a los que le falta la eficacia arriba que sí tiene cada futbolista de su rival. El atacante holandés, reivindicado para el fútbol europeo en Lyon, asustó al Bayern, con la dificultad y el mérito que eso supone.

Él y su equipo agitaron como nadie intuía al conjunto alemán, sostenido primero porque tiene un portero imponente, Manuel Neuer, que apagó la imaginación de Depay hasta destinarlo a la nada en un duelo individual que ganó por paciencia y experiencia (ya en el segundo tiempo frustró también un cabezazo que habría sido el 1-2 con aún media hora por disputar); después por el oportunismo de Boateng, que cortó un pase con apariencia de gol, y luego por el poste, lo único que se opuso a la jugada de Ekambi en el minuto 16.

Pero ni tal puesta en escena, ni toda la impensable vulnerabilidad que descubrió en la defensa del conjunto alemán, vale hoy por hoy contra un Bayern con tantas y tan diversas cualidades. No funcionaba en defensa, no tenía juego, no veía el pase, no conectaba entre líneas... Pero su pegada está fuera de categoría.

Había sufrido como hace tiempo no se le recuerda, pero agarró una pelota Gnabry en diagonal, con convicción, con desborde y con gol. Y todo se acabó para el Lyon. Es la mejor respuesta contra cualquier inquietud. Y, en este caso, el Bayern la había sentido en toda su expresión. Después, el partido fue suyo. El pase a la final también.

Porque la perfección defensiva y ofensiva es el único recurso para oponerse al nivel actual del conjunto germano. Y eso, en la actualidad, está al alcance de muy pocos. O de nadie. Habrá que ver el París Saint Germain, su adversario en la final del domingo en el estadio La Luz. Hasta entonces, el rol de favorito le pertenece.

Es su siguiente desafío: Neymar, Kylian Mbappé, Ángel Di María, Mauro Icardi, Verratti... Y un equipo hoy por hoy quizá inigualable en el potencial económico -a la vista está su millonaria inversión de los últimos tiempos-, mucho más reconocible hasta ahora que sus éxitos deportivos en Europa, por el poder que otorga la 'Champions'.

Ficha técnica:

  • 0 - Olympique Lyon: Lopes; Dubois (Tete, m. 67), Denayer, Marcelo, Marçal (Cherki, m. 73), Cornet; Caqueret, Bruno Guimaraes (Mendes, m. 46), Aouar; Depay (Dembélé, m. 58), Ekambi (Reine-Adélaïde, m. 67).
  • 3 - Bayern Múnich: Neuer; Kimmich, Boateng (Sule, m. 46), Alaba, Davies; Thiago Alcántara (Tolisso, m. 82), Goretzka (Pavard, m. 82); Perisic (Coman, m. 64), Muller, Gnabry (Coutinho, m. 75); Lewandowski.
  • Goles: 0-1, m. 18: Gnabry. 0-2, m. 33: Gnabry. 0-3, m. 88: Lewandowski.

Previa del partido:

EFE.- El Bayern Múnich, que se ha mostrado intratable a lo largo del año como lo puede testificar el FC Barcelona -su última víctima- se juega este miércoles 19 agosto desde las 14:00 hora peruana (19:00 horas GMT), el pase a la final de la Champions League ante un Olimpique Lyon que no parece creer en favoritismos ajenos.

Sigue el partido EN VIVO AQUÍ

Minuto 18' Golazo de Gnabry

Minuto 33' Gol de Gnabry

Minuto 84' Gol de Robert Lewandowski

Alineaciones confirmadas:

 

Tras haber dejado en la cuneta al Manchester City y al Juventus, el Lyon volverá a jugar una semifinal de Champions, la de toda su historia, contra el mismo equipo que lo eliminó en 2010, el Bayern de Múnich.

El Bayern parte como claro favorito pero en el equipo y en el entorno se advierte constantemente contra el peligro de subestimar al Lyon y sobre la necesidad de estar atento a sus rápidos contragolpes, de los que ya fue víctima el City.

El meta y capitán Manuel Neuer ha definido al Lyon como un equipo inteligente que castigó brutalmente al City y ha dicho que una de las claves será mantener la concentración y procurar tener siempre un hombre más que el Lyon en la propia mitad en las situaciones defensivas.

El Bayern llega al partido en excelente estado de forma en lo físico, en lo anímico y en lo táctico. En el campo, los jugadores parecen jugar de memoria .

El entrenador Hansi Flick no tiene demasiados motivos para cambiar la alineación inicial que empezó en el varapalo por 2-8 propinado al Barcelona, aunque tiene alternativas para varias posiciones.

Así, por ejemplo, Kingsley Coman podría estar en lugar de Ivan Perisic puesto que, ante una defensa cerrada como la del Lyon, sus regates podrían ser importantes.

Sin embargo, tras el partido que jugó Perisic ante el Barcelona es difícil encontrar argumentos para sustituirle.

Otra variante, posible aunque improbable, sería el regreso de Benjamin Pavard, que ha vuelto a los entrenamientos tras una lesión, a su posición de lateral derecho lo que le permitiría a Joshua Kimmich retornar al centro del campo e implicaría el sacrificio de Leon Goretzka o Thiago Alcántara.

En el sistema, un 4-2-3-1 que en ataque tiende a convertirse en un 4-2-4, no se esperan cambios como no los ha habido a lo largo de la temporada.

Del lado del Lyon, una de las cartas que guarda el técnico Rudi García es qué futbolista acompañará en el ataque al máximo goleador del Lyon, Memphis Depay, ya que, tendrá que elegir entre el exjugador del Villarreal Toko Ekambi (titular frente al Manchester City) o decantarse por Moussa Dembelé, que marcó el 1-2 y el 1-3 en la eliminatoria de cuartos frente a los "citizens".

Es probable que García opte por su sistema de juego habitual del 5-3-2, en el que los carrilleros juegan un papel esencial a la hora de atacar y defender por las bandas.

El Lyon es un equipo que se cierra muy bien y que apuesta por la verticalidad a la hora de salir con rapidez una vez que roba el balón.

La calidad en la medular del joven franco-argelino Aouar puede ser clave para iniciar las "contras" en las que Dubois, Depay o Ekambi juegan de memoria a la hora de asociarse en los desmarques.

El técnico galo, hijo del exfutbolista español del Lille José García, ha dirigido clubes como Lille o Roma y su mayor éxito europeo lo alcanzó en 2018 con el Marsella, cuando a la final de la Europa League en la que perdió contra el Atlético de Madrid de Simeone.

El Lyon acabó este año séptimo en la Liga francesa, que se suspendió en la jornada 28, por lo que la única opción del conjunto francés para jugar el próximo año la Champions es ganar este edición de la Liga de Campeones. De lo contrario, interrumpirá diez años seguidos de presencia en la máxima competición europea.

Alineaciones probables:

  • Olympique de Lyon: Lopes; Denayer, Marcelo, Marçal; Dubois, Caqueret, Guimarães, Aouar, Cornet; Depay, Toko Ekambi.
  • Bayern Múnich: Neuer; Kimmich, Boateng, Alaba, Davies; Goretzka, Thiago; Gnabry, Müller, Perisic; Lewandowski
  • Árbitro: Antonio Mateu Lahoz (España).
  • Estadio: José Alvalade de Lisboa.
  • Hora de inicio: 14:00 hora peruana (19:00 GMT). 

EFE - Futbolperuano.com

SIGUENOS EN:

Google News