Eurocopa

Por: Gabriel Iberico • Futbolperuano.com

Inglaterra y Eslovenia igualaron y ambos clasifican a la siguiente fase de la Eurocopa 2024

Eslovenia logra la hazaña y clasifica por primera vez a los octavos junto a Inglaterra, que volvió a dejar dudas en la Eurocopa 2024.

Actualización
Inglaterra 0-0 Eslovenia. Foto: EFE
Inglaterra 0-0 Eslovenia. Foto: EFE

Eslovenia logra la hazaña y clasifica por primera vez a los octavos junto a Inglaterra, que volvió a dejar dudas en la Eurocopa 2024.

No necesitó ganar Inglaterra, a la que ni siquiera le incomodó en exceso su empate sin goles contra Eslovenia, porque certificó su primera plaza del Grupo C sin apenas sobresaltos, con todo el partido bajo su control, casi por inercia, pero a una distancia todavía inapropiada del nivel que despierta el nombre de sus futbolistas y su presunta condición de favorito, cada vez más en duda cada encuentro que pasa.

Lo mejor es la primera posición, que tomó todavía más dimensión, insospechada, a lo largo de la tarde. No sólo aportaba un emparejamiento más accesible en octavos de final, sino que lo incluía en la parte de abajo del cuadro. Por el otro lado, ya viajaban España, Alemania y Portugal de antemano. A ellas se unió Francia. Inglaterra las evita a todas hasta la final, siempre que sea capaz de ir superando etapas mientras crece en su rendimiento.

Si lo consigue... Porque aún sigue lejos del equipo que se presupone. Ni en la repetición sistemática y atractiva de Southgate por el frente ofensivo que suena imponente formado por Phil Foden, Jude Bellingham, Bukayo Saka y Harry Kane, titulares por tercera jornada consecutiva, ni en el cambio que introdujo en el medio, Gallagher por Alexander-Arnold, tampoco se encontró con todo lo que busca. No huyo de la decepción que aún le persigue.

A los 25 minutos, por ejemplo, su posesión era elocuente, un 73 por ciento, pero no había tirado, ni dentro ni fuera, más allá de un gol anulado en evidente fuera de juego. Hasta la media, con un tiro centrado de Kane a las manos de Oblak, fruto de una decisión personal, no de una jugada colectiva, lanzó por primera vez. Una falta de Foden, en el 34, fue la segunda. Nada más. Demasiado poco para la colección de estrellas a su servicio.

Eslovenia ni se inmutó. En su ritmo, el tiempo iba a favor. El empate era un resultado agradable, que lo propulsaba a octavos, más allá de toda su historia en una gran competición, fuera cual fuera, además, el marcador en el otro partido entre Serbia y Dinamarca. Era su colchón. Un condicionante que le permitía controlar los riesgos, con algún esporádico ataque, como el centro de Karnicnik que puso en vilo a Pickford.

Inédito en los dos primeros encuentros, de pronto, Southgate recurrió a Cole Palmer, el joven fenómeno del Manchester City que fichó por el Chelsea hace un año y que ha marcado 25 goles en esta temporada, pero, sobre todo, tiene algo especial cuando recibe el balón entre líneas, cuando da un pase, cuando divisa el espacio... Era llamativo que aún no hubiera dispuesto de ni un solo minuto en esta Eurocopa, con su rendimiento en el curso. Lo dio recorrido en el minuto 71, con algún desborde, con algún detalle, con algo más.

A las más ya de cuatro de horas competición, el técnico lo llamó y lo introdujo en el terreno para rebuscar una reacción, en el ritmo anodino en el que se mueve de lado a lado la frustración de Inglaterra. Parece un equipo sin alma, sin más recurso que intentarlo, aunque casi todo se quede en absolutamente nada, en muchos pases en zonas irrelevantes, en ninguna ocasión, en una nula ambición. El único tiro de Palmer fue demasiado flojo.

Antes, la volea de Declan Rice alteró unos instantes el sopor inglés. Fue fuera. Pero era algo. En los niveles tan decepcionantes en los que se mueve la vigente subcampeona de Europa, un remate ilumina un panorama completamente desolador, por más que aún se mantenga invencible, sea primera de grupo y divise el horizonte con la calma de no ver ni a Francia ni a España ni a Alemania ni a Portugal en su camino. Hasta la final; una parada imposible a este nivel.

Ficha técnica:

0 - Inglaterra: Pickford; Walker, Stones, Guéhi, Trippier (Alexander-Arnold, m. 84); Rice, Gallagher; Saka (Palmer, m. 71), Bellingham, Foden (Gordon, m. 90); Kane.

0 - Eslovenia: Oblak; Karnicnik, Bijol, Drkusic, Janza (Balkovec, m. 91); Stojanovic, Adam Gnezda Cerin, Elsnik, Mlakar (Celar, m. 86); Sporar (G. Stankovic, m. 86), Sesko (Ilicic, m. 75).

Árbitro: Clement Turpin (Francia). Amonestó con tarjeta amarilla a los ingleses Trippier (m. 18), Guehi (m. 68) y Foden (m. 77) y a los eslovenos Janza (m. 22) y Bijol (m. 72).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada del grupo C de la Eurocopa 2024, disputado en el Colonia Arena ante unos 43.000 espectadores. EFE.
 

PREVIA

Este martes 25 de junio, desde las 14:00 horas (hora peruana) Inglaterra y Eslovenia se juegan su clasificación a los octavos de final de la Eurocopa 2024 en la última jornada del Grupo C en el Cologne Stadium y podrás disfrutarlo mediante la señal de ESPN y Star+, además de seguir el MARCADOR EN VIVO AQUÍ.

Las dudas de Inglaterra, irregular en su juego, alejada del camino desde el que rozó la cumbre en la anterior Eurocopa y con su seleccionador Gareth Southgate en la diana de las críticas, se enfrentarán a una selección, Eslovenia, que mantiene intacta su candidatura a alcanzar los octavos de final después de empatar sus dos encuentros frente a Dinamarca (1-1) y Serbia (1-1).

El combinado británico ya ha sacado billete y medio para la siguiente fase. Acumula cuatro puntos y sería una sorpresa que no fuera uno de los mejores cuatro terceros en el caso de hecatombe frente a Eslovenia. El liderato, por supuesto, aún no lo tiene amarrado. Con una victoria lo conseguirá, pero un empate podría no ser suficiente si Dinamarca gana a Serbia en la última jornada de la fase de grupos.

Pero si Inglaterra se clasifica con una victoria o con un empate, pero con la misma propuesta de sus dos anteriores choques, seguirá escuchando las críticas del entorno que le rodea: sus aficionados y los medios de comunicación británicos se muestran bastante combativos con la propuesta de su selección, errática pese a su victoria ante Serbia (1-0) y su empate frente a Dinamarca (1-1).

Y muchas de las críticas se centran en la figura de su seleccionador. La realidad es que Southgate no empezó nada bien el torneo. Su primer mensaje fue decepcionante. En una entrevista con 'Bild' al inicio de la Eurocopa avisó de que su ciclo parecía agotado después de casi ocho años y lanzó un mensaje: si no ganaba la Eurocopa, dejaría el cargo. Esa fue la primera idea que puso sobre la mesa antes de que el balón echara a rodar. Un mensaje con cierto aroma pesimista y de agotamiento que pareció calar en su equipo, dubitativo en su puesta en escena pero rescatado por una actuación destacable de Jude Bellingham.

Después, el jugador del Real Madrid no brilló en el segundo partido de Inglaterra y su equipo, por momentos se desmoronó. Pero no fue su culpa. Más bien, la tuvo Southgate, empeñado en colocar a un lateral derecho como Trent Alexander-Arnold en el centro del campo para generar y destruir juego junto a Declan Rice. Después de dos intentos, y con el defensor del Liverpool siempre sustituido en las segundas partes por Conor Gallagher, Southgate reconoció que su idea era "un experimento" fallido.

Y además, se acordó de un jugador que pudo convocar y dejó en Inglaterra por su irregular temporada en el West Ham. Citó a Kalvin Phillips como un hombre clave en la pasada Eurocopa y reconoció que no encontraba un recambio para el que fuera uno de sus dos mediocentros insustituible. Su comentario desató las críticas de exjugadores como Gary Lineker o Alan Shearer y la burla y enfado de los aficionados 'pross'.

Ahora, el experimento de Alexander-Arnold llega a su fin y Southgate tiene varias opciones: colocar a Gallagher junto a Rice, retrasar a Bellingham y dar minutos a Cole Palmer o apostar por uno de sus jóvenes pero inexpertas promesas: Adam Wharton (20 años) o Kobbie Mainoo (19 años). Y mientras, sus jugadores, todos disponibles salvo Luke Shaw (lesionado) y con la duda de Kieran Trippier (calambres en los gemelos), intentan o evadirse de tanta crítica o defenderse ante los ataques.

Fue el capitán, Harry Kane, quien salió a la palestra para contestar, sobre todo, a los exfutbolistas ingleses que ejercen como opinadores en diferentes medios de comunicación. "Inglaterra no ha ganado nada desde hace mucho, mucho tiempo. Muchos de esos jugadores también formaron parte de eso y saben lo duro que es. Yo nunca faltaría al respeto a ningún ex jugador. Lo único que les diría es que recuerden lo que es vestir esta camiseta", dijo en rueda de prensa.

Y con todo este ambiente, Inglaterra deberá dar una buena imagen ante Eslovenia. Southgate, aparte de sustituir a Alexander-Arnold, podría colocar a Joe Gómez en el lateral izquierdo si Trippier no llega a tiempo. Para el resto de posiciones, seguramente no habrá sorpresas, aunque muchos piden una oportunidad para Palmer, todavía inédito y sin minutos en la Eurocopa.

Mientras, Eslovenia intenta olvidar el mal trago que pasó ante Serbia. En un instante, de estar prácticamente clasificado para octavos de final, pasó a tener pie y medio fuera del torneo. Ese instante fue el que protagonizó Luka Jovic con un cabezazo en el minuto 95 que dejó sin dos puntos al equipo dirigido por Matjaj Kek. De la gloria de tener cuatro, acabó con las dudas de sumar sólo dos. Y, probablemente, el empate no le sirva para seguir en la competición, porque acabar tercero con tres puntos no asegura nada.

Y si quiere asegurar su presencia en la siguiente fase, tendrá que ganar a Inglaterra. Su mejor arma será, otra vez, la del portero Jan Oblak, bastante acertado en los dos primeros partidos. Pero también sus laterales, Zan Karnicnik y Erik Janza, bastante inspirados y además autores de los únicos dos tantos eslovenos. Otro como Benjamin Sesko aún no han levantado la mano y se espera la aparición de un jugador que es una gran promesa que mima el Leipzig.

Kek podrá contar con todos sus hombres, incluidos los propios Oblak y Sesko, que junto a Gnezda Cerin y Timi Elsnik acabaron el duelo ante Serbia con pequeños problemas físicos. Ya los han superado, trabajaron con normalidad junto al resto del grupo en el entrenamiento del domingo y estarán listos para intentar dar la sorpresa ante la criticada Inglaterra.

Alineaciones confirmadas: 

Inglaterra: Pickford; Walker, Stones, Guehi, Trippier; Gallaghe, Rice; Saka, Bellingham, Foden; y Kane.

Eslovenia: Oblak; Karnicnik, Drkusic, Bijol, Janza; Stojanovic, Cerin, Elsnik, Mlakar; Sesko y Sporar.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído de la Blanquirroja

Lo más leído en futbolperuano.com