Actualización: Sáb, 14 / Sep / 2019 1:58 pm
Futbolperuano.com Lima Vie, 13 / Sep / 2019 10:55 am

¿Por qué es beneficioso usar zapatillas deportivas en el trabajo?

El calzado ergonómico evita diversos problemas físicos producto de una postura inadecuada de los pies y combate el estrés laboral.

Calzado deportivo en el trabajo
Calzado deportivo en el trabajo

El ritmo de vida laboral es cada vez más agobiante y se hace común que el mismo traiga consecuencias físicas y emocionales en las personas. Uno de los factores más importantes y poco atendidos es nada menos que el calzado.

Los zapatos de oficina que utilizan diariamente hombres y mujeres son los principales causantes de metatarsalgia, que es la inflamación y consecuente dolor en la zona del metatarso. Esto debido a, por ejemplo, la inadecuada posición de los pies cuando se usan tacones, pues todo el peso del cuerpo es cargado por la parte delantera.

Sin embargo, estos problemas no son exclusivos de las mujeres, pues los hombres también experimentan secuelas por más pequeña que fuera el tacón de su calzado. Esto deriva en dolencias en la columna, rodillas, pies e incluso puede provocar artrosis.

La escasa comodidad de estos zapatos para movilizarse puede causar, además, durezas en los pies y malformaciones, dando lugar a la aparición de los juanetes y de los dedos de martillo, ambos muy dolorosos. Unos zapatos ajustados también hacen que los pies se cansen con mayor rapidez, las uñas se encarnen y en algunos casos incluso se forman hongos.

“El uso de zapatillas deportivas o calzado ergonómico va a ser mucho mejor en el día a día que el rígido, el cual puede ser dañino según el tipo de pisada que tengamos. Esto genera daños en las rodillas, posteriormente en la cadera y, luego, en la columna. Lo ideal es que el calzado disminuya el impacto del pie con el suelo, a fin de evitar en el futuro sufrir de artrosis en rodillas, cadera o columna, así como malestar de espalda o tobillos en el corto plazo”, revela el doctor Alberto Tejada Conroy, director nacional de Servicios Biomédicos del Instituto Peruano del Deporte (IPD).

Tejada considera fundamental para estos fines el uso de zapatillas deportivas, incluso por encima de las de moda casual, dentro y fuera de la oficina. “Este detalle puede llegar a influir en algún punto en la disminución del cortisol y, por ende, del estrés, pues es un gran incentivo para la realización de actividad física”.

Gobiernos como el chileno ya promueven, a través de sus organismos de servicios sociales y civiles, el uso de zapatillas deportivas entre los trabajadores una vez por semana para invitarlos a una vida más activa y combatir el sedentarismo, que alcanza a más del 65% de la población. Esta clase de iniciativas ya tienen antecedentes en el Perú, donde hace dos años se realizó una propuesta similar.

“En 2017 se realizó un planteamiento para que los trabajadores de entidades estatales empleen zapatillas deportivas al llegar y salir de la oficina. Lamentablemente, el tema social y cultural es una de las trabas para este objetivo que, esperamos, el sector trabajo del país retome pronto”, finalizó Tejada.