Actualización: Dom, 07 / Oct / 2018 12:39 pm
Futbolperuano.com Lima Dom, 07 / Oct / 2018 2:30 am

Liverpool igualó con Manchester City por la Premier League

Liverpool y Manchester City igualaron sin goles en Anfield por la Premier League.

Liverpool empató cero a cero con Manchester City (Foto: EFE)
Liverpool empató cero a cero con Manchester City (Foto: EFE)

Se esperaba una lluvia de goles cuando Liverpool y Manchester City saltaron a Anfield, pero lo único que se mojó fue la pólvora de dos equipos que arriesgaron lo mínimo, se conformaron con el empate y firmaron un decepcionante 0-0 en el que quedó marcado Riyad Mahrez, que mandó un penalti a las nubes.

Después del 4-3 con el que terminó el encuentro de la temporada pasada, City y Liverpool mostraron esta vez una cara mucho más pragmática y cauta, sin apenas dejar oportunidades al contrario.

Con el paso del tiempo, parece que Klopp y Guardiola cada vez se conocen más y anticipan los pasos del otro. Por eso, el partido fue un choque continuo contra un frontón, como si cada jugador supiese desactivar a su némesis. Solo Mahrez, en un penalti infantil cometido por Virgil van Dijk, pudo cambiar el signo del partido, pero con su disparo a las nubes se marcharon sus ilusiones y las de su equipo de asaltar la casa de Klopp.

La atmósfera de Anfield fue el mejor argumento del Liverpool en unos primeros instantes de excitación en los que los de Klopp pintaron de rojo el campo. La presión alta y la asfixia a la que sometieron a la defensa 'Cityzen' dio sus frutos en cuanto a dominio, pero quedó estéril a la hora de crear verdadero peligro ante la meta de Ederson.

Solo un disparo de Mohamed Salah, bastante desviado, y un centro de Sadio Mané, tras una buena jugada individual pegada a la línea de fondo, que tuvo que ser despejado por Benjamin Mendy, fueron el bagaje ofensivo del Liverpool en unos diez primeros minutos en los que fue rápidamente desactivado por la posesión del City.

Cuando la efervescencia y testosterona de jugar en Anfield se apagó, el equipo de Guardiola comenzó a mimar el cuero y a dormir el encuentro, porque tampoco el dominio visitante inquietó demasiado a Alisson Becker.

Mientras que el Liverpool vivía de los robos en el centro del campo y las transiciones veloces de su trío de arriba, formado por Salah, Sadio Mané y Roberto Firmino, el City adoleció de falta de un jugador que aportase verticalidad y profundidad, es decir, Kevin de Bruyne.

La idea de salir con Riyad Mahrez como titular dejó al argelino a expensas de que aparecieran unos espacios inexistentes en la primera parte, a merced de un Liverpool perfectamente plantado y conjuntado, que no se descompuso ni cuando James Milner se tuvo que retirar por molestias y entró en su lugar Naby Keita a la media hora.

El balance al descanso era catastrófico para el espectáculo en un partido del que se presuponía un torrente de fútbol. Tan solo tres ocasiones en los primeros 45 minutos, cuando el año pasado, al término del partido, se contabilizaron 27.

En la segunda parte no cambió excesivamente la contienda y el City siguió tocando y tocando el balón, sabiendo que, si el duelo terminaba con empate, no daría un zarpazo a la clasificación, pero le serviría para acabar líder.

Fue el Liverpool el que tomó algún riesgo más y cerca estuvo de aprovecharlo el City, cuando en el minuto 60 tuvo su primera ocasión clara de gol. David Silva sirvió un pase en profundidad a Mahrez, quien se deshizo de Andrew Robertson, pero su golpeo cruzado se marchó más allá del palo izquierdo de Alisson.

El aviso sirvió para que el Liverpool se espabilase y para que Salah, en una contra, volviese a demostrar que aún no está al nivel del año pasado. Tuvo la oportunidad de sorprender a Ederson en un balón largo que controló dentro del área, pero su golpeo se marchó a la grada de Anfield.

El contragolpe del City llegó en forma de penalti en los últimos minutos de partido. Sané, escorado en el área, se marchó en carrera, paralelo a Van Dijk. El belga se lanzó a rebañarle el esférico, pero se llevó por delante al extremo y el árbitro pitó penalti.

Ya sin Agüero en el campo, quien continúa sin saber lo que es marcar en Anfield, Mahrez tomó la responsabilidad, pero mandó el balón por encima del larguero y el resultado ya no varió.

El punto cosechado le sirve al City para auparse al liderato de la liga, con 20 puntos, formando un triple empate con Chelsea y Liverpool.

Alineaciones confirmadas:

Liverpool:

Manchester City:

PREVIA

El Liverpool y el Manchester City se verán las caras este fin de semana (domingo, 15:30 GMT) con el liderato de la Premier League en juego y la revancha por la eliminación europea del año pasado en el ambiente.

Ambos equipos comparten la cabeza de la tabla, con 19 puntos, pero las rachas de unos y otros difieren y parecen darle una ligera ventaja mental a los 'Sky Blues' que puede ser paliada por la magia de Anfield, escenario del encuentro.

Los de Jürgen Klopp llegan en su peor momento de la temporada a uno de los duelos más importantes.

Acumulan tres partidos sin ganar, con dos derrotas, una en Copa de la Liga y otra en Liga de Campeones, y el empate restante llegó de milagro y en los últimos instantes contra el Chelsea, gracias a un golazo de Daniel Sturridge.

Tras comenzar con siete victorias consecutivas, los 'Reds' atraviesan un bache y confían en la recuperación de sus estrellas para poderse ir al parón internacional con el liderato amarrado y un buen golpe dado en la mesa de los actuales campeones de Inglaterra.

La baja más significativa para el Liverpool será la de Naby Keita, por una lesión en la espalda, mientras que Pep Guardiola sigue sin poder contar con Kevin de Bruyne, que esta semana ha empezado a entrenarse con sus compañeros, ni con Fabian Delph.

Como motivación adicional para los celestes estará de fondo la eliminación en la pasada edición de la Champions, cuando el Liverpool pasó por encima de ellos en Anfield y les dio la puntilla en el Etihad Stadium.

Mientras que unos luchan por el liderato, otros, como José Mourinho pelean por erradicar o, al menos, alejar las críticas que se han instalado como habituales en el Manchester United.

Al duelo contra el Newcastle United de Rafa Benítez (sábado, 16:30 GMT), el equipo de Manchester llega con cuatro partidos seguidos sin conocer la victoria y sin vencer en Old Trafford desde el 10 de agosto, es decir, en la primera jornada liguera.

El propio Mourinho, en una inusual rueda de prensa convocada este viernes a las ocho de la mañana y con solo seis preguntas, reconoció que no están en un buen momento por "muchas razones", aunque se negó a explicarlas.

"Estamos a principios de octubre y si miramos a las tablas de toda Europa, no reflejan lo que va a pasar en unos meses o al final de la temporada. Estamos en una posición en la que podemos hacerlo mucho mejor que hasta ahora. Necesitamos puntos", añadió.

El empate en Champions ante el Valencia no ha relajado la situación del United y el encuentro ante el Newcastle, que aún no conoce la victoria en esta Premier, parece propicio para un conato de reconciliación con Old Trafford.

También el sábado, el Tottenham recibirá al Cardiff City en Wembley (14:00 GMT) después de una jornada europea que abrió las heridas de los londinenses con una derrota por 2-4 ante el Barcelona.

La plaga de lesiones continúa para Mauricio Pochettino, que no podrá contar con Dele Alli, Jan Vertonghen y Dele Alli.

Arsenal y Chelsea, tras sus victorias en la Liga Europa, se medirán el domingo al Fulham (11:00 GMT) y al Southampton (13:15 GMT), respectivamente.

Unai Emery ha llevado a su equipo a la octava victoria consecutiva este temporada y, de ganar en Craven Cottage, templo del Fulham, podría situarse por primera vez en puestos de Champions.

- Domingo 7 de octubre: Fulham-Arsenal (11:00 GMT),

Southampton-Chelsea (13:15 GMT) y Liverpool-Manchester City (15:30 GMT). EFE