Actualización: Sáb, 22 / Dic / 2018 3:35 pm
Futbolperuano.com Lima Vie, 21 / Dic / 2018 4:55 pm

Barcelona venció 2-0 Celta de Vigo en el Camp Nou y se queda en la cima de LaLiga

El cuadro ‘culé’ consiguió su cuarto triunfo consecutivo en LaLiga y se despide del 2018 siendo único puntero. Ganó 2-0 a Celta.

Barcelona sigue líder en LaLiga (Foto: EFE)
Barcelona sigue líder en LaLiga (Foto: EFE)

Barcelona despidió 2018 como líder de LaLiga Santander, tras derrotar al Celta en el Camp Nou (2-0), en partido que resolvió en una gran primera mitad para luego aburrir con un juego anodino en la segunda.

El equipo azulgrana encadena cuatro victorias en el campeonato en las que no han encajado ningún gol -una de las asignaturas pendientes de los de Ernesto Valverde- y ha anotado trece dianas.

Marcó el Barça en la primera que tuvo. Como tantas y tantas veces, la fabricaron Leo Messi y Jordi Alba. Un tuya-mía que acabó con un disparo seco del astro argentino, el rechace de Rubén Blanco y el remate a gol de Dembélé.

Faltas de indisciplina al margen, el francés está dando un gran rendimiento a su equipo en las últimas semanas. Ya suma diez tantos entre todas las competiciones y le ha ganado el pulso a Coutinho en el once de Valverde.

Con Messi al mando de las operaciones, Alba abriendo el campo por la izquierda y Dembélé campando a sus anchas por el césped del Camp Nou, los azulgranas disfrutaron de un plácida primera mitad.

Los locales pudieron hacer el segundo en una contra. Dembélé chocó con Ruben Blanco al intentar llegar a un balón al espacio, Alba aprovechó la salida del meta del Celta para rematar a gol y Araujo la sacó con el pecho bajo palos.

Los vigueses tendrían su única ocasión en este primer acto poco después. Un disparo colocado de Maxi Gómez que obligó a estirarse a Ter Stegen a los 25 minutos, y Luis Suárez daba la réplica con un tiro desviado tras un buena acción dentro del área.

El Celta, plagado de buenas intenciones, intentaba fabricar algo de fútbol en cuanto robaba el balón, pero le faltaba puntería y precisión en los metros finales, ante la desesperación de Iago Aspas, al que le costaba recibir un balón en condiciones para hacer daño a la defensa azulgrana.

Al equipo de Cardoso le costaba correr hacia atrás y replegarse cada vez que perdía el balón, y el Barça lo aprovechó. De nuevo en transición, hacía el segundo justo antes de llegar al descanso, en otra conexión entre Jordi Alba y Messi que el '10' finiquitaría definiendo con la zurda su mano a mano con el Rubén Blanco.

Para colmo de males visitantes, Aspas, la estrella del conjunto vigués, se retiraba lesionado al inicio de la segunda parte. Aun así, el Celta siguió intentando disputarle el balón al Barcelona, aunque sin ideas para sorprender a Ter Stegen.

El equipo de Valverde, que parece haberse acostumbrado a especular cuando tiene el marcador a favor, se sentía cada vez más cómodo cediendo terreno a su rival para sentenciarle a la contra. Y el Celta fue ganando presencia en el campo contrario.

Méndez lo probó en un par de ocasiones -en la primera su disparo se marchó desviado y el segundo lo atajó Ter Stegen- y también Bertrán que sumaba otro remate, aunque éste inocente, a las estadísticas del cuadro gallego.

Ni con la entrada de Arthur y Coutinho logró el Barça recobrar el control del partido, aunque Suárez tuvo la más clara de toda la segunda parte para hacer el tercero.

Una asistencia de Alba, pletórico un día más, dejaba solo al uruguayo que remataba cruzado rozando el palo izquierdo de la portería visitante.

Semedo tuvo otra poco después, pero su se encontró con la manopla de Rubén Blanco y, en el tiempo añadido, Messi, su falta de siempre, que esta vez envío por encima de la cruceta izquierda de la portería viguesa.

El Barcelona al final no aumentó la cuenta y el Celta no logró un gol del honor que hubiera sido merecido. Los azulgranas despiden 2018 como 2017: como el mejor equipo de Primera.

EFE

PREVIA

Barcelona recibe este sábado 22 de diciembre a Celta de Vigo desde las 12:30 horas de Perú (17:30 horas GMT) en el Estadio Camp Nou. El encuentro corresponde a la jornada 17 de LaLiga y reafirmaría al conjunto que defiende el astro argentino Messi en la cima del torneo español. 

SIGUE LAS INCIDENCIAS DEL PARTIDO AQUÍ

El conjunto azulgrana ha encadenado tres victorias en el campeonato (Villarreal, Espanyol y Levante) en las que a marcado once goles y no ha encajado ninguno. Una buena noticia para los de Ernesto Valverde, cuya solidez defensiva era una de sus asignaturas pendientes esta temporada.

Con Leo Messi de nuevo en un gran momento de forma, y Luis Suárez recuperado de sus molestias en la rodilla, el Barça se encuentra en uno de sus momentos más dulces de la temporada.

La mala noticia para los azulgranas son los problemas que tiene de nuevo en el eje de la zaga. Samuel Umtiti sigue recuperándose en Catar de su problema en la rodilla izquierda y Thomas Vermaelen sufrió su enésima lesión muscular ante el Levante.

Gerard Piqué y Clemente Lenglet vuelven a ser los dos únicos centrales disponibles de la primera plantilla para recibir al Celta, aunque el Barcelona anunció este jueves la contratación de colombiano Jeison Murillo, que llega cedido por el Valencia hasta el final de temporada.

Ante el conjunto vigués, Valverde recuperará, eso sí, a sus dos laterales derechos, Sergi Roberto y Nelson Semedo, y también al extremo Malcom Felipe de Oliveira, quienes esta semana ya se han entrenado con el grupo.

El preparador extremeño podrá, por tanto, armar prácticamente su equipo de gala, aunque tendrá que resolver tres dudas en el once: Semedo o Sergi Roberto para el lateral derecho; Arthur Melo o Arturo Vidal para el interior derecho; y Philippe Coutinho o Ousmane Dembélé para el extremo izquierdo.

El Celta, tras sumar siete de los últimos nueve puntos en juego, tratará de frenar este sábado al Barcelona en el Camp Nou, en un duelo en el que se medirán dos de las mejores parejas de delanteros de LaLiga: Messi-Suárez contra Aspas-Maxi Gómez.

Los 25 goles del dúo azulgrana están lejos de los 18 que llevan los delanteros celestes, la principal amenaza, no obstante, de un equipo que sueña con repetir la gesta de la pasada temporada, cuando empató a dos goles en el estadio culé, en un partido en el que brilló un joven Brais Méndez, hoy asentado en la titularidad.

El equipo vigués parece haberse reencontrado consigo mismo en sus últimos partidos ligueros, favorecido por la apuesta futbolística del portugués Miguel Cardoso, en la que predomina el juego de toque y los movimientos ofensivos.

En ese estilo y en una notable mejoría defensiva, en lo que ha influido notablemente la entrada de los centrales Costas y Araujo, está basando la construcción de su regularidad, perdida en los primeros meses bajo la dirección de Antonio Mohamed, al que penalizó su empeño en mantener en el once a los centrales Cabral y Roncaglia.

Otro de los "olvidados" por el ya ex entrenador celeste, el centrocampista Jozabed Sánchez, se ha ganado la continuidad en el doble pivote junto al turco Okay Yokuslu, pese a que Fran Beltrán y Lobotka, indiscutibles para su antecesor, ya tienen el alta médica.

Sólo se espera, por tanto, un cambio en el equipo titular, la entrada del eslovaco Mazan por el sancionado Juncá en el lateral izquierdo. El resto del equipo será el que viene jugando últimamente: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Costas, Araujo, Mazan; Brais Méndez, Jozabed, Okay, Boufal; Aspas y Maxi.