Eurocopa 2021 (Euro 2020)

Por: EFE • Futbolperuano.com

República Checa venció 2-0 a Escocia por la fase de grupos de la Eurocopa 2021

Con un 'doblete' de Patrik Schick, República Checa se impuso a Escocia este lunes.

Actualización
República Checa logró la victoria 2-0 en casa Escocia. Foto: Twitter @ceskarepre_eng
República Checa logró la victoria 2-0 en casa Escocia. Foto: Twitter @ceskarepre_eng

Con un 'doblete' de Patrik Schick, República Checa se impuso a Escocia este lunes.

EFE.- Una exhibición, doblete incluido, del delantero Patrik Schick, afeó el retorno a un gran torneo de Escocia y propició el primer triunfo de la República Checa en la Eurocopa 2021, abrillantado con un gol escandaloso, postulado ya como uno de los mejores de la competición.

El delantero del Bayer Leverkusen recogió un rebote, un balón perdido por el conjunto escocés y, desde el medio del campo, desde casi 50 metros, ejecutó un tiro fuerte, potente, preciso y colocado que dejó en evidencia al meta local David Marshall, adelantado, fuera del arco. Un lanzamiento perfecto, imposible para el portero del Derby County.

Solo han transcurrido cuatro días desde el arranque de la competición, unos pocos partidos, y el segundo tanto de Schick ya asoma como el más sobresaliente. Difícil contemplar uno similar en lo que resta de Eurocopa.

Anotado al inicio de la segunda mitad, en el minuto 51, fue el segundo de Schick y el segundo de la República Checa, que palió el intento de reacción de la selección de Escocia y que encumbró un arranque de segunda parte más que agitado.

Escocia tuvo una puesta en escena tras el descanso, que alcanzó ya en desventaja, de forma similar que al inicio del partido, donde ninguno se salió del guión establecido.

El equipo escocés, de regreso a una Eurocopa veinticinco años después, intentó ser fiel a sus principios. Intensa presión, entusiasmo y juego directo. Sometió en los minutos iniciales al conjunto checo, más mesurado, con menos prisas.

A base de fuerza, de aceleración y de pujanza intentó arrinconar a los visitantes que, sin embargo, tuvieron la primera ocasión del partido con un lanzamiento de Patrik Schick tras recoger un balón de Jakub Jankto. El tiro, que obligó al meta David Marshall a dejar su sello, fue la carta de presentación en el torneo del atacante del Bayer Leverkusen, auténtica referencia del equipo de Jaroslav Silhavy y hombre del partido.

El ritmo bajó, entró en escena Andrew Robertson y Escocia lo notó. De las intervenciones del lateral del Liverpool llegaron las mejores ocasiones del cuadro de Steve Clarke que acusó la baja del zaguero del Arsenal Kieran Tierney, lesionado.

Lyndon Dykes lanzó fuera antes de que, a la media hora, Robertson aprovechara un centro de Ryan Christie que obligó al portero Tomas Vaclik a intervenir con firmeza por primer vez. El meta que dejará el Sevilla la próxima temporada salvó a su equipo y frustró un puñado de veces al conjunto de Clarke, desesperado.

Estaba en su salsa Escocia y apurada la República Checa, que derribó el entusiasmo de Hampden Park al anotar al borde del descanso. Tras un córner, Vladimir Darida abre el juego a la derecha por donde llegaba Vladimir Coufal. El lateral del West Ham centró al punto de penalti. Schick se elevó, superó a su marcador y remató de cabeza a la red.

Con la ventaja checa se alcanzó al descanso. El partido se aceleró después. Escocia recuperó el empuje, el entusiasmo pero su precipitación propició un par de ocasiones checas que frustró Marshall.

Ahí llegó también la mejor ocasión escocesa con un tiro al palo de Jack Hendry y otra gran intervención de Vaclik que evitó que llegara a la red un despeje de un compañero.

Las ocasiones iban de área a área. Sin remisión, sin descanso. Hasta que llegó la obra de arte de Schick y su golazo desde el centro del campo.

La República Checa ensanchó su ventaja pero no aminoró el empuje de Escocia que arrinconó a su rival y que sometió a Vaclik, airoso y sobresaliente en cada ocasión.

Clarke buscó soluciones en el banquillo. Todo con pinta de ataque en su reserva saltó al campo. No dio resultado. Pudo marcar. Lo mereció en alguna ocasión. Pero careció de puntería ante un adversario cómodo sobre el campo, con las ideas claras y con la puntería de Schick, que desequilibró el partido, marcó la diferencia. Su exhibición acerca a la República Checa a la segunda fase.

Previa del partido:

Conscientes de que la condición de favoritos está al otro lado del grupo, en Inglaterra y Croacia, las selecciones de Escocia y la República Checa arrancan este lunes 14 de junio en la Eurocopa a la expectativa y con la idea de superar la primera fase como objetivo común. El encuentro está programado a las 08:00 horas de Perú (13:00 horas GMT). Revive el Escocia vs República Checa AQUÍ.

Una cita histórica tanto para el conjunto de Steve Clarke como para el de Jaroslav Silhavy. Veinticinco años ha tardado el combinado escocés en llegar a la fase final de un gran torneo, desde la edición de Inglaterra 1996.

Justo entonces, en aquel torneo, los checos lograron su mejor registro en su primera presencia en una Eurocopa como selección independiente. Fue subcampeón. Perdió la final contra Alemania. Más atrás, en 1976, el equipo centroeuropeo, entonces como Checoslovaquia, consiguió el título, el único en su historial.

Lejos de esos registros está Escocia que nunca ha superado la fase de grupos y con el reto de alcanzar los octavos de final se pone en marcha.

Pretende Clarke rentabilizar la calidad y la experiencia de un grupo con jugadores instalados en la Premier con un papel relevante. Se aferra Escocia al talento de Andy Robertson, del Liverpool, Scott McTominay del Manchester United o Kieran Tierney, del Arsenal como principales referentes.

Tiene el seleccionador escocés perfilado su once, con tres centrales Jack Hendry, Grant Hanley, Kieran Tierney y Robertson por la banda izquierda. Mantiene la duda en la derecha de Ryan Fraser, más ofensivo, o Stephen O'Donnel para el que la zona y el puesto es más natural. El jugador del Southampton Che Adams tiene un lugar seguro en ataque donde puede contar con el apoyo de su compañero de equipo Stuart Armstrong si gana la partida a James Forrest.

El hecho de jugar dos de los tres encuentros en Glasgow supone una oportunidad única para el cuadro escocés que ejercerá de local y contará con el apoyo de su público. Ante la República Checa y después con Croacia.

La República Checa pretende no dejar pasar la ocasión de sumar sus tres primeros puntos en el compromiso ante el rival, inicialmente, más asequible del cuarteto.

Emprende el conjunto centroeuropeo la puesta en marcha en la competición con la reputación ganada en ediciones anteriores. Ha sido tradicionalmente un adversario incómodo para cualquiera la República Checa que nunca ha fallado en las fases finales de la Eurocopa desde que se convirtió en nación independiente.

Pretende prolongar el impulso del Slavia Praga, una de las revelaciones en la Liga Europa y que sostienen a la selección. Además, cuenta Silvahy con hombres bien situados en equipos del Viejo Continente como Tomas Soucek, del West Ham, Vladimir Darida, del Hertha Berlín o el delantero Jakub Jankto, del Sampdoria. Esta terna estará en el once inicial debutante en la Eurocopa.

Un doble pivote formado por Tomas Holes y Soucek es el sostén checo con tres jugadores por delante y el atacante del Bayer Leverkusen Patrick Schick con Jankto como principales amenazas para Escocia.

El orden y el posicionamiento defensivo que propicien transiciones rápidas es el argumento del conjunto de Silhay, sin futbolistas referentes ni estrellas como tiempo atrás pero con un bloque definido y sólido.

Alineaciones probables:

Escocia: David Marshall; Jack Hendry, Grant Hanley, Kieran Tierney; Ryan Fraser o Stephen O'Donell, Scott McTominay, Callum McGregor, Andy Robertson; John McGinn, Stuart Armstrong o James Forrest; y Ché Adams. Seleccionador: Steve Clarke

República Checa: Tomas Vaclik; Vladimir Coufal, David Zima, Ondrej Celustka, Jan Boril; Vladimir Darida, Tomas Holes o Alex Kral, Tomas Soucek; Matej Vydra o Lukas Masopust, Patrik Schick y Jakub Jankto. Seleccionador: Jaroslav Silhavy

Árbitro: Daniel Siebert (ALE)

Estadio: Hampden Park, Glasgow.

+ Artículos