Actualización: Mié, 23 / Oct / 2019 9:44 pm
Futbolperuano.com Lima Mar, 22 / Oct / 2019 2:10 pm

Flamengo goleó 5-0 a Gremio y jugará la final de la Copa Libertadores

Flamengo vapuleó a Gremio y disputará la final de la Copa Libertadores con River Plate.

Flamengo finalista de la Copa Libertadores (Foto: EFE)
Flamengo finalista de la Copa Libertadores (Foto: EFE)

Flamengo garantizó cupo en la final de la Copa Libertadores, en la que se medirá a River Plate, tras golear por 5-0 a Gremio este miércoles en el partido de vuelta de semifinales en un estadio Maracaná colmado donde dio una fiesta a casi 70.000 de sus seguidores.

El club más popular de Brasil, campeón del torneo en 1981, pero que no llegaba a la final desde aquel año, se impuso en casa con dos goles de Gabriel Barbosa 'Gabigol', uno de Bruno Henrique, uno del español Pablo Marí y otro de Rodrigo Caio, tras haber igualado 1-1 como visitante en la ida.

El conjunto de Río de Janeiro se medirá el 23 de noviembre próximo en partido único por la final de la Libertadores al River Plate, que el martes eliminó al también argentino Boca Juniors.

La clasificación a la final, bajo el comando del portugués Jorge Jesús, premia al mejor equipo de Brasil en la actual temporada, que cuenta con la nómina más valiosa y que lidera la clasificación de la Liga con diez puntos de ventaja sobre su inmediato escolta.

Pese a que Gremio neutralizó a Flamengo en gran parte del primer tiempo, terminó sufriendo un gol antes del descanso y se desmoronó totalmente en la etapa complementaria.

Al tricolor de Porto Alegre era al equipo que menos le interesaba el empate, por lo que protagonizó las primeras jugadas de ataque, principalmente con Everton en la punta izquierda, pero fue bien neutralizado por Rafinha.

En el primer avance del Flamengo por la derecha, el argentino Walter Kannemanm tuvo que detener a Bruno Henrique con una falta, lo que le valió la amarilla a los 6 minutos.

El conjunto de Río de Janeiro, constantemente al ataque, reaccionó en los últimos quince minutos de la primera parte, en los que tuvo varias oportunidades de abrir el marcador, primero con un cabezazo de Bruno Henrique, después con un lanzamiento de Arrascaeta y enseguida con una bicicleta de Gabigol dentro del área.

Hasta que fue el mismo goleador quien consiguió llegar al fondo de la cancha y levantar un centro para Bruno Henrique, que remató sin problema y abrió el marcador poco antes de irse a las duchas.

Impulsado por la ventaja parcial, Flamengo salió acelerado para el segundo tiempo y rápidamente generó dos jugadas de peligro, en la segunda de las cuales, a los 2 minutos, Gabigol amplió a dos la diferencia tras rematar un tiro de esquina cobrado por Arrascaeta.

La apisonadora no paró y diez minutos después el mismo Gabigol amplió de penalti luego de que Bruno Henrique fuera derribado por Pedro Geromel.

Con Gremio totalmente desmoralizado, el zaguero español Pablo Marí anotó el cuarto al rematar un pase de Arrascaeta y cuatro minutos después su compañero de zaga, Rodrigo Caio, aumentó la goleada a cinco.

Flamengo sólo desaceleró en el minuto 68 cuando, con la afición gritando "olé" en todas las jugadas, Jorge Jesús sustituyó al creativo De Arrascaeta por el volante Piris da Matta. Ya en los graderíos del Maracaná había una fiesta por la clasificación a la final. EFE

PREVIA

Flamengo y Gremio, dos de los clubes más tradicionales de Brasil, definen este miércoles (desde las 19:30 horas locales / 00:30 horas GMT) en el mítico estadio Maracaná uno de los finalistas de la Copa Libertadores, que se medirá en partido único en Santiago de Chile con el ganador del duelo este martes entre los argentinos Boca Juniors y River Plate.

Flamengo llega al partido de vuelta por semifinales con la ventaja de haber empatado 1-1 en su visita al Gremio en el partido de ida y de jugar en su fortín del Maracaná con el apoyo de la gran mayoría de los 62.000 hinchas esperados para el partido. Al club de Río de Janeiro le basta una victoria por cualquier marcador o un empate sin goles para garantizar su cupo en la final.

Al Gremio le sirve igualmente una victoria por cualquier marcador o un empate a dos o más goles. Un nuevo empate 1-1 obligará a los semifinalistas a definir la clasificación en los penaltis.

El partido, que ya venía ganando rivalidad por las declaraciones de ambas partes, fue declarado como de alto riesgo por las autoridades, que enviarán 800 policías para garantizar la seguridad. Este martes se desmontó una organización de hinchas del Flamengo que planeaba invadir el estadio y promover robos y peleas con los aficionados del Gremio.

El duelo de este martes mide a un Gremio con gran experiencia en la Libertadores y que disputa su tercera semifinal consecutiva en la competición y a un Flamengo que lidera ampliamente y sin resistencias el Campeonato Brasileño, con diez puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, el Palmeiras.

El club tricolor de Porto Alegre quiere seguir con vida en la Libertadores para aspirar a su cuarto título continental. El equipo comandado por Renato Gaúcho, que ganó la Libertadores tanto como jugador como técnico del Gremio, conquistó el título en 2017.

Flamengo, el club más popular de Brasil, que hace 38 años no llega a una final de la Libertadores y que tan sólo cuenta con un título continental, figura como favorito no sólo por su actual momento y por ser el anfitrión del partido sino por el millonario elenco de estrellas que montó este año.

La nómina del Flamengo incluye internacionales que pasaron por el fútbol europeo como los laterales Filipe Luis y Rafinha, el portero Diego Alves, el volante Gerson y el delantero Bruno Henrique, así como extranjeros de quilate como el zaguero español Pablo Marí y el creativo uruguayo Giorgian de Arrascaeta.

Igualmente cuenta con el actual goleador del Campeonato Brasileño, Gabriel Barbosa "Gabigol", que ha anotado 19 goles en la Liga este año.

Bajo el comando del experimentado técnico portugués Jorge Jesus, Flamengo se ha convertido en una apisonadora desde junio y es señalado como favorito no sólo al título del Campeonato Brasileño sino también de la Libertadores.

Pero el conjunto carioca tiene a varios jugadores en la enfermería, entre los cuales Rafinha, De Arrascaeta y Diego, prácticamente descartados para el partido del miércoles.

Lo más probable es que Jorge Jesus vuelva a alinear al cuestionado Rodinei en el lugar de Rafinha y al juvenil Reinier en el de Arrascaeta.

Flamengo, además, se mide precisamente al Gremio, el club que lo eliminó en las semifinales de la Libertadores en 1984 y que se ha acostumbrado a brillar en este torneo.

El conjunto de Porto Alegre cuenta en su plantilla con jugadores que conquistaron el título de la Libertadores en 2017 y que tienen gran experiencia en la competición, como el argentino Walter Kannemann, Bruno Cortez, Michel, Everton, Pedro Geromel y Luan.

Pero una de las principales dudas para el partido es Luan, precisamente uno de los héroes del título en 2017 y que sufre una lesión que ni le permitió entrenarse el lunes. Renato Gaúcho puede optar por Michel si quiere un equipo más defensivo o por Thaciano si quiere más posibilidades de ataque.

El duelo brasileño en la Libertadores supone un enfrentamiento no sólo entre dos de los mejores técnicos que actúan en el país en este momento sino también entre dos artilleros en alta: Gabigol como actual goleador de la Liga y Everton como el mayor anotador, campeón y figura de Brasil en la Copa América de julio pasado.

Los principales jugadores del Gremio están más descansados tras haber sido reservados en los últimos partidos del Campeonato Brasileño, mientras que Jorge Jesus colocó a todos sus titulares en el partido del domingo en que Flamengo venció por 2-0 a su tradicional rival Fluminense.

Posibles alineaciones:

Flamengo: Diego Alves; Rodinei, Rodrigo Caio, Pablo Marí, Filipe Luís; Willian Arao, Gérson, Everton Ribeiro, Reinier; Bruno Henrique y Gabigol. Entrenador: Jorge Jesus.

Gremio: Paulo Victor; Léo Moura, Geromel, Walter Kannemann, Bruno Cortez; Maicon, Matheus Henrique, Thaciano (o Michel), Alisson, Everton; y Diego Tardelli. Entrenador: Renato Gaúcho.